El entorno de Río Tinto es uno de los lugares de España más fotografiados

Estromatolitos del Río Tinto. / Bego Sánchez
Estromatolitos del Río Tinto / Bego Sánchez.

Es un paraje singular que ofrece a los aficionados a la fotografía un soberbio espectáculo de color por el juego de tonalidades ocres, aguas rojas y el verdor de la vegetación circundante.

El entorno de Río Tinto es uno de los lugares de España más fotografiados

El río Tinto discurre, desde su nacimiento en la sierra de Padre Caro, casi paralelo al río Odiel en dirección sur por la provincia de Huelva, para que ambos queden fundidos en su desembocadura en el océano Atlántico después de recorrer casi 100 kilómetros.

En su cuenca, más concretamente en el municipio de Riotinto, hubo explotaciones mineras desde hace más de 5.000 años, dedicadas a la extracción de oro, plata y cobre. La compañía británica Rio Tinto Company Limited obtuvo la concesión y explotó las minas desde 1873 hasta 1954. Como recuerdo de ello queda el Museo Minero, que es un centro de interpretación del Parque Minero de Riotinto.

El efecto que, sobre los metales que se encuentran en los yacimientos a lo largo del río, producen la acidez de sus aguas y la acción de los microorganismos que los descomponen, conforma un peculiar paisaje que parece sacado del planeta Marte. Esperemos que el intento de continuar la explotación minera por parte de Emed Tartessus, que ya cuenta con las primeras autorizaciones, no rompa esta belleza.

El entorno de Río Tinto es uno de los lugares de España más fotografiados
Comentarios