Encuentran pruebas que vinculan a Madeleine McCann con un convicto alemán

Madeleine McCann y Christian Brueckner / RR SS
Madeleine McCann y Christian Brueckner / RR SS
Desde hace casi dos años, los investigadores alemanes han estado uniendo pistas sobre la desaparición de la joven que hoy en día ya tendría 18 años de edad.
Encuentran pruebas que vinculan a Madeleine McCann con un convicto alemán

Los investigadores alemanes que siguen de cerca el caso de Madeleine McCann han encontrado pruebas que pueden vincular la desaparición de la niña con el convicto alemán Christian Brückner. Desde hace meses, los expertos han estado conectando la estancia del convicto en Praia da Luz con la extraña desaparición de la menor que entonces tenía solo 3 años. 

The Sun adelantó que los investigadores habrían encontrado rastros de fibras de la pijama rosa que Madeleine llevaba aquella noche que desapareció en la furgoneta de Brückner. La niña desapareció el 4 de mayo de 2007 y desde entonces su caso pasó a ser de interés internacional con millones invertidos en su búsqueda. 

El pasado abril se presentó la acusación formal contra Brückner, pedófilo y violador alemán, sin que existiesen pruebas nuevas aunque el caso al parecer se abría el caso nuevamente a causa de nuevas pruebas forense para evitar que el convicto saliese en libertad tras cumplir condena en una cárcel en Alemania y este escapara sin dejar rastro. 

En una entrevista para la televisión portuguesa el investigador del caso, Hans-Christian Wolters, se vio obligado a reconocer la existencia de nuevas pruebas. "Nuevos hechos y nuevas pruebas", cita el medio británico a Wolters, que además habría aclarado que no se trata de pruebas forenses, sino de evidencias físicas y "gracias a nuestras pruebas, estamos seguros de que es el asesino de Madeleine McCann. Estamos seguros de que él mató a Madeleine", afirmó durante una entrevista especial de la televisión portuguesa en honor a los 15 años de su desaparición.

Madeleine se quedó durmiendo en la habitación rentada por sus padres en el Algarve portugués junto a sus hermanos gemelos. Los padres iban a cenar y cada ciertos minutos iban a revisar a los niños hasta que en un momento dado notaron la desaparición de Madeleine. Entonces se hizo conocido que la menor vestía una pijama rosa de Winnie the Pooh. 

De ser cierta la filtración del caso, está sería la primera vez que se encuentra un rastro asociado a la desaparición de la menor. Desde que los investigadores alemanes apuntaron a Brückner, de 45 años, que se ha negado ha aceptar cualquier vínculo con el caso y asegura ser inocente de las acusaciones. 

En caso de seguir con vida, Madeleine tendría 18 años de edad. @mundiario

Encuentran pruebas que vinculan a Madeleine McCann con un convicto alemán
Comentarios