Buscar

MUNDIARIO

Blanca Fernández Ochoa llevaba muerta una semana cuando ha sido encontrada

El hallazgo ha tenido lugar en el tercer día de búsqueda de la exdeportista por parte del operativo desplegado en la sierra madrileña. La medallista olímpica desapareció el pasado 24 de agosto.
Blanca Fernández Ochoa llevaba muerta una semana cuando ha sido encontrada
Blanca Fernández Ochoa en una imagen reciente en sus RRSS.
Blanca Fernández Ochoa en una imagen reciente en sus RRSS.

Firma

Xoán Dou

Xoán Dou

El autor, XOÁN DOU, es colaborador de MUNDIARIO, donde analiza la actualidad. @mundiario

Blanca Fernández Ochoa ha sido hallada muerta más de una semana después de que se produjera su desaparición. El cuerpo de la exesquiadora olímpica fue encontrado por un sargento de la Guardia Civil en una zona de complicado acceso, en concreto a 1850 metros de altura, casi en la cima del pico, y a los pies de las pedreras escarpadas de la cima. El agente había estado participando en las batidas estos días pero este miércoles estaba fuera de servicio. Aún así, decidió salir, y se fue siguiendo este trayecto con un civil. Caminaron por la ruta de Los Molinos, hasta llegar a los elevados riscos de La Peñota. Su perra Xena, un pastor alemán, autor del hallazgo, pertenece a la Unidad Central Cinológica de El Pardo y es experto en drogas.

Aunque en los minutos siguientes al hallazgo del cuerpo las autoridades no pudieron informar de quién era el cuerpo encontrado, miembros de la familia reconocieron el cuerpo poco después de que se produjese el hallazgo, a las doce y media de la mañanafue y en torno a las 14:00 horas la agencia Efe confirmó a la opinión pública que el cadáver correspondía a la exesquiadora. La medallista olímpica, de 56 años de edad, fue vista por última vez el pasado 24 de agosto en la localidad madrileña de Aravaca, aunque la Guardia Civil ha confirmado que ese mismo día se le vio en un centro comercial de Pozuelo. Cinco días después su familia, a través de su hija Olivia Fresneda, denunció su desaparición y desde entonces los trabajos de búsqueda se habían intensificado.

Un fuerte golpe en la cabeza

El cuerpo de Blanca Fernández Ochoa presentaba un fuerte golpe en la cabeza, con claros indicios de haber podido sufrir una caída. Según fuentes próximas a la investigación, había dos alturas bien diferenciadas en el lugar en el que apareció el cadáver. Había también un reborde. Y luego estaba el cuerpo, con los signos de un fuerte impacto en el cráneo.

A esta hora s epuede saber también que el cuerpo tiene indicios claros de llevar de 7 a 10 días muerta, según fuentes policiales. A falta de la autopsia que determine el momento y las causas de la muerte, los primeros indicios apuntaban a que el cuerpo tenía claros síntomas de descomposición. @mundiario