Buscar

MUNDIARIO

Encefalopatías con delirios y psicosis: el impacto de la Covid-19 en el cerebro

Lo más habitual son los síndromes neuroinflamatorios como la encefalitis autoinmune, provocada por el propio sistema inmunitario en su lucha contra el coronavirus, destaca el informe.

Encefalopatías con delirios y psicosis: el impacto de la Covid-19 en el cerebro
Cerebro. / Pixabay.
Cerebro. / Pixabay.

Maira Perozo

Periodista.

El impacto de la Covid-19 va mucho más allá de los pulmones y las vías respiratorias. Los investigadores han detectado afecciones cerebrales asociadas a las secuelas del virus.

En esa línea un grupo de científicos británicos crearon una unidad en marzo pasado centrada en detectar y estudiar los casos de la Covid-19 que cursaban con problemas neurológicos.


Quizás te pueda interesar

El colapso sanitario en Lleida supera la capacidad de respuesta al rebrote


El trabajo se ha centrado en 43 pacientes con el objetivo de identificar las alteraciones y trastornos que está provocando. Los primeros resultados han sido publicados en la revista Brain, y arrojan un amplio espectro de impactos del coronavirus en el cerebro.

Los autores de este seguimiento los han clasificado en cinco categorías: encefalopatías con delirios y psicosis, procesos inflamatorios en el sistema nervioso central, accidentes cerebrovasculares como el ictus, trastornos neurológicos en el sistema nervioso periférico y un último grupo que no saben cómo clasificar.

Lo que no han visto es que haya una relación entre el grado de gravedad de la Covid-19 y la aparición de problemas neurológicos. Lo más habitual son los síndromes neuroinflamatorios como la encefalitis autoinmune, provocada por el propio sistema inmunitario en su lucha contra el coronavirus, destaca el informe.

Otra manifestación que ha llamado la atención es la alta incidencia (24%) de la ADEM, o encefalomielitis aguda diseminada; esta patología afecta casi siempre a niños y adolescentes.

La muestra del estudio iba desde los 16 a los 85 años. En otro grupo de pacientes, todos menores de 65 años, el coronavirus acabó provocando un accidente cerebrovascular. Ya sea en los vasos sanguíneos de los pulmones o los que llegan hasta el cerebro, el virus, que se ceba con las células del endotelio, que forma la pared interior de los capilares sanguíneos, facilitaría la formación de trombos, de coágulos que se atascan en el cerebro.

Otros siete enfermos desarrollaron el llamado síndrome de Guillain-Barré, en el que son las propias defensas las que atacan a los nervios. Entre los casos de difícil clasificación, relatan alteraciones en la médula espinal, microhemorragias cerebrales o hipertensión intracraneal.

El investigador del University College de Londres y principal autor del estudio Michael Zandi, sostiene: “el objetivo de este estudio era describir los síndromes en detalle para alertar sobre ellos e impulsar más investigaciones".  Señala que la acción del sistema inmune sobre el cerebro y los nervios explica mejor los trastornos neuroinflamatorios y nerviosos que la llegada del virus al área cerebral.

De hecho, en su estudio no detectaron ningún caso en el que el coronavirus se hubiera colado en el cerebro. “No es el virus lo que afecta directamente al sistema nervioso central”, aclara el neurólogo y vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN) Jesús Porta. Todo apunta a que, como sucede con otras complicaciones de la Covid-19, la causa de estos trastornos estaría en la respuesta exagerada del sistema inmunitario.

Por su parte, Ross Paterson, también firmante del artículo, señaló que dado que la enfermedad solo ha estado presente durante unos meses, puede que no sepamos aún el daño a largo plazo que puede causar. @mundiario