En Europa se ha autorizado el primer fármaco para reducir las ganas de consumir alcohol

El marcado carácter social del alcohol y la gran aceptación que goza permite que se cataloguen como normales patrones y formas de consumo que en verdad son claramente desmesurados.
En Europa se ha autorizado el primer fármaco para reducir las ganas de consumir alcohol

M-ergy Olga Díez via Compfight

La Comisión Europea ha autorizado la venta de un nuevo fármaco que permite la reducción del consumo de alcohol en situaciones de dependencia y abuso.

El nalmefeno  estará disponible en España a partir del 2014 . Es un modulador único del sistema opioide de doble acción que actúa sobre el circuito de recompensa del cerebro,  que está mal regulado en los pacientes con dependencia del alcohol.  El fármaco se ha desarrollado en función de las necesidades del paciente, con la administración de un comprimido diario cuando este sienta que existe riesgo de beber

La compañía Lundbeck ha realizado ensayos con mas de 2.000 pacientes , y ha constatado una disminución en el consumo de alcohol del 40% durante el primer mes de tratamiento y de un 60% tras seis meses.

Según datos de la OMS se calcula que el 3-5% de la población europea es alcohólica. Una de cada diez muertes está relacionada con el consumo de alcohol. La ingesta de alcohol implica un mayor riesgo de contraer más de 60 enfermedades y se considera al 5,5% de españoles bebedores de riesgo.

El alcoholismo se considera la primera toxicomanía en número de afectados, con similar prevalencia en cuanto al sexo, afectando a todos los grupos sociales y con una alarmante disminución en la edad de inicio en el consumo durante estos últimos años

A parte de daños en la salud física y psíquica que provoca, se producen otros problemas, como el absentismo laboral y graves problemas familiares muchas veces relacionados con situaciones de violencia, además de accidentes de tráfico.

Nalmefeno  supone también una buena alternativa a los pacientes que han sido tratados con terapia de abstinencia y ha resultado ser ineficaz.

 

En Europa se ha autorizado el primer fármaco para reducir las ganas de consumir alcohol
Comentarios