Emigrar a Europa es cada vez más inseguro para los refugiados

Rescate de migrantes. RR SS.
Rescate de migrantes. / RR SS.

Ya se cumplen tres años desde la muerte del niño sirio Aylan Kurdi, un menor que resultó ahogado y cuyas imágenes recorrieron el mundo. ACNUR presenta un nuevo balance sobre la situación del Mediterráneo y las cosas no han mejorado.

Emigrar a Europa es cada vez más inseguro para los refugiados

La cantidad de migrantes y refugiados que han llegado a Europa por tierra o mar se ha reducido considerablemente durante los primeros siete meses del año, el problema es que la cantidad de muertos migrantes no se ha reducido de la misma forma, en cambio, ha aumentado, según expresa el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

España se convierte en el principal destino de entrada, seguido por Grecia y luego por Italia, que hasta unos meses ocupó el primer puesto. Hasta finales de julio, a España habían llegado 27.600 migrantes por mar o tierra, frente a unos 26.000 que ha recibido Grecia y unos 18.500 de Italia. Aunque las cifras se han reducido de una gran manera, a tres años de la imagen que dio la vuelta al mundo de la muerte del niño sirio Aylan Kurdi en la playa de Turquía tras el naufragio del barco en el que trataba de llegar a Grecia, el recorrido por el Mediterráneo se ha convertido en el lugar “más letal” desde entonces durante plena marea migratoria.

ACNUR informa que unas 1.600 personas han muerto o desaparecido mientras intentaban llegar a Europa, de ellas, unas 1.500 en las aguas del Mediterráneo. El informe Travesías desesperadas expresa que en el Mediterráneo Central, en la ruta que lleva a Italia, se ha producido una muerte o desaparición por cada 18 personas que intentaron llegar a Europa entre enero y julio del 2018, posicionándose por encima de la cifra registrada durante las mismas fechas del año 2017. Frente a la situación, las llegadas se han reducido hasta un 81% durante los primeros siete meses de este año, cuando en 2017 se registraron 95.200 llegadas hasta julio.

En la ruta hacía España se han registrado unos 318 fallecidos, frente a los 113 del mismo período del año pasado. Asimismo de las 27.600 llegadas al suelo español, 23.800 han sido por medio del mar y 3.800 por tierra.

“Este informe confirma que el Mediterráneo es uno de los puntos marítimos de cruce más letales del mundo”, expresó la directora de la Oficina de la ACNUR en Europa Pascale Moreau. “Con la caída del número de llegadas a las costas europeas, ya no se trata de si Europa puede hacer frente a las cifras, sino de si puede demostrar humanidad suficiente para salvar vidas”, expresó citada por el Eldiario.es.

La agencia de la ONU, junto a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han pedido que en los últimos meses se establezca un nuevo enfoque regional para poder gestionar las labores de rescate de personas en peligro en el mar Mediterráneo. Ambas organizaciones también han solicitado incrementar las vías seguras de entrada para los migrantes. @mundiario

Emigrar a Europa es cada vez más inseguro para los refugiados
Comentarios