Buscar

MUNDIARIO

Elefantes sin empleo regresan a su hábitat natural en Tailandia

¿Empleo o explotación? Sea como fuere, los elefantes en Tailandia están a punto de morir por hambre, motivado a la ausencia de turistas.

Elefantes sin empleo regresan a su hábitat natural en Tailandia
Elefantes. / Pexels
Elefantes. / Pexels

El coronavirus ha afectado a todos. Incluyendo a algunos animales, tales como los elefantes en Tailandia, los cuales ahora retornan a su hábitat debido a la ausencia de turistas y al peligro que corren de morir por hambre.

Los campamentos donde residen estos elefantes ya no reciben visitantes foráneos, así que, al no tener fuentes de ingreso, al menos 100 animales de estos ya comenzaron a marchar hacia si hábitat natural.

La mayoría de estos elefantes se encontraban en la provincia de Chiang Mai, y ahora regresa a centro natural en Mae Chai. Dichos elefantes vivían próximos a las aldeas y eran “cuidados” por los residentes locales.

No obstante, ¿se puede decir que este retorno a su hábitat natural es completamente malo para ellos? La verdad es que la pregunta abre un debate. Pues, una Fundación, llamada Save Elephant, ha sido la encargada de promover el regreso de estos animales a su paraíso natural y, además, se están encargando de recaudar fondos para alimentarlos.

Uno de los propietarios de un establecimiento con elefantes, al ver que no podía subsidiar la alimentación de los animales, decidió aceptar la medida y contribuyó al retorno de estos a su aldea natal.

Este hombre también logró convencer a otros para que emprendieran el retorno con los animales, pues, desplazarlos en vehículos resultaría más costoso. La Sociedad Mundial para la Protección de los Animales ya ha alertado que más de 2.000 elefantes podrían morir por hambre en Tailandia.

En esta cultura, el elefante blanco es considerado como un animal sagrado desde hace miles de años. También representa la prosperidad del país y es un símbolo de la realeza que durante mucho tiempo figuró en la bandera nacional.

Sin embargo, el elefante asiático es una especie que se encuentra en peligro de extinción y, si antes había 100.000 de ellos, ahora sólo viven unos 2.500 de forma salvaje, mientras que 3.000 se mantienen en cautiverio.

Muchos han sido capturados y domesticados de forma brutal, y han sido confinados a santuarios para hacerlos parte de espectáculos para visitantes. National Geographic ya ha comentado previamente que estos animales son sometidos a esclavitud, separados de sus madres apenas nacen, luego golpeados y privados de alimentos.

La mayoría de los propietarios de los elefantes en Tailandia, se llaman mahout, o cuidador, y emplean un instrumento denominado ankus, que consiste en un palo atado a un gancho metálico para hacerles sufrir y continuar el proceso de domesticación.

Tal vez, la llegada de la pandemia no ha sido tan negativa para ellos. Pues, ahora podrán volver a su hábitat natural y ser alimentos. ¿Tú qué opinas? @isbeliafarias90210 en @mundiario