El Tribunal Constitucional suspende el euro por receta en Madrid

La enfermedad no se elige, ni los enfermos son los responsables del gasto sanitario.
El Tribunal Constitucional suspende el euro por receta en Madrid

Financial crisis. Hard or soft currency? - Harte oder weiche Währung? Die Krise der internationalen Finanzmärkte Daniela Hartmann via Compfight

Euro por receta, medida carente de toda lógica sanitaria.

No ha pasado un mes desde su implantación en Madrid, y el Tribunal Constitucional ha decidico suspender  durante 5 meses el  euro por receta en dicha comunidad autónoma, transcurridos los cuales debe resolver si prorroga la medida cautelar o bien la levanta.

Como farmacéutica, profesional sanitaria, aplaudo  esta decisión, ya que opino que carece de toda lógica sanitaria el  emplear una medida disuasoria a fin de lograr que el paciente no retire en la farmacia parte de su medicación, con la consecuencia del empeoramiento en el medio y  largo plazo de  la salud de los ciudadanos. Así no se consigue un uso racional de los medicamentos.

Esta medida produce una desincentivación en la retirada de medicamentos prescritos en base a un acto médico, lo que se traduce en que los enfermos no utilizarán su medicación, hecho especialmente grave en el caso de las enfermedades silenciosas, que son aquellas que no producen síntomas.

El euro por receta es una medida demoledora para el ciudadano medio, cada día con menor poder adquisitivo y al que cada vez se le hace más difícil llegar a fin de mes, medida que además se suma al copago que entró en vigor el  pasado mes de julio y a la desfinanciación de más de 400 medicamentos  de septiembre, incrementándose así el coste de los medicamentos. Para nuestros pensionistas es todavía peor, ya que suelen ser pacientes con enfermedades crónicas, polimedicados y con pensiones bastante bajas.

Además el euro por receta es una tasa que establece  diferencias en el acceso a los medicamentos, en función del lugar de España donde se viva, afectando a las condiciones de igualdad de los ciudadanos a la hora de obtener la prestación farmacéutica.

Por todo esto celebro esta suspensión cautelar,  ya que el euro por receta es un medida de recorte, disuasoria, insolidaria y que grava la enfermedad, con posibles perjuicios para los pacientes que podrían elegir prescindir de los medicamentos que les han sido prescritos por sus médicos y  que necesitan para su salud.

La enfermedad no se elige, ni los enfermos son los responsables del gasto sanitario.

El Tribunal Constitucional suspende el euro por receta en Madrid
Comentarios