Buscar

MUNDIARIO

Salvini hace explotar el Gobierno de Italia por su rechazo al Open Arms

La ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, defiende a la embarcación, que está siendo perseguida tras una nueva orden emitida por el jefe de Interior.
Salvini hace explotar el Gobierno de Italia por su rechazo al Open Arms
Elisabetta Trenta dialoga con oficiales del Ejército de Italia. / Twitter
Elisabetta Trenta dialoga con oficiales del Ejército de Italia. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Open Arms ha sufrido un nuevo revés este jueves cuando intentó atracar en el puerto de Lampedusa, Italia. Ricardo Gatti, quien dirige la ONE española Proactiva Open Arms, propietaria de la embarcación, aseguró que la misma no ha arrivado al puerto todavía y que mantiene una distancia de cinco millas respecto de la costa, según sus palabras a la SER. En Italia, mientras tanto, el periódico La Repubblica explica que patrulleros de la Guardia di Finanza y de la Capitanía de Puerto no pierden de vista al bote, secundado en las últimas horas por el velero Astral, que pertenece a la misma ONG.

Gatti explicó que se puso en comunicación con el capitán del barco y éste le transmitió que "no se les ha dado permiso para llegar al puerto de Lampedusa. Hay confusión sobre lo que se les permite hacer". El jefe de la organización también denunció a los guardacostas por acosar a su barco pese a que cuenta ya con la autorización de un tribunal para llegar al puerto. Con eso hace referencia a la medida cautelar que interpuso un juez administrativo, el cual levanta el veto a que la embarcación llegue a territorio italiano que había emitido el populista de derechas Matteo Salvini, jefe del Ministerio de Interior y vicepresidente del Ejecutivo italiano.

El líder de La Liga admitió haber firmado una "nueva prohibición" para impedir a toda costa la llegada del Open Arms. La ONG respondió desde Twitter. "El decreto de Salvini ha dejado de estar en vigor a pesar de sus nuevas amenazas. No tenemos aún permiso para acceder a puerto. Una noche larga, pero el fin está cerca", publicó en su cuenta.

La llegada al país de la bota se daría tras dos semanas navegando en alta mar, pero también ha sido motivo de trifulca en el no menos que simpático Gobierno de Italia, una amalgama entre la extrema derecha representa por La Liga y la extrema izquierda, representada por el Movimiento 5 Estrellas (M5S). Precisamente una integrante de este último, Elisabetta Trenta, ministra de Defensa, se ha negado a firmar la orden emitida por Salvini. "No firmo en nombre de la humanidad", se defendió. Luego, avisó de que dicha orden podría traer problemas legales al jefe de Interior. "El incumplimiento de la decisión del juez administrativo podría constituir una violación de las leyes penales".

Trenta ha disparado también la bala de la conciencia. "Tomé esta decisión motivada por razones legales sólidas tras escuchar a mi conciencia", explicó. "No debemos olvidar nunca que detrás de las controversias de estos días hay niños y jóvenes que han sufrido violencia y abusos de todo tipo. La política no puede perder nunca la humanidad", añadió.

Rápidamente, Salvini ha respondido a Trenta desde Twitter. "Humanidad no significa ayudar a los traficantes y las ONG. Y es gracias a este presunto concepto de 'humanidad' que en los años del gobierno del PD se convirtió en el campo de refugiados de Europa", escribió en relación al Gobierno del Partido Democrático. "Para mí, humanidad significa invertir seriamente en África, y no, desde luego, abrir los puertos italianos", agregó.

Salvini admite que efectivamente sus disparates han dinamitado a Roma. "En torno a la prohibición de desembarco del Open Arms estamos solos contra todos. Contra las ONG, los tribunales, Europa y los ministros miedosos", explicó. Posteriormente dejó un dardo para el PD. "Con el PD en el poder, la inmigración en masa se hará realidad". @mundiario