El antiguo régimen

Marcha por la despenalización del aborto en México. CDMX 28 de Septiembre.
Marcha por la despenalización del aborto en México. / Archivo.
Los temas relacionados con la moral producen siempre polémicas y es mejor no tocarlos. A quien lo haga la Inquisición se le echará encima de nuevo.

Así se conoce el sistema de gobierno anterior a la Revolución francesa, centrado en la monarquía absoluta del emperador francés Luis XVI. Reinaban entonces monarquías autoritarias con poderes absolutos. Estuvo vigente en Europa hasta el siglo XVII y cayó en 1789 con el inicio de la época moderna. En España los historiadores dan las fechas de 1834-1837 como finalización.

Han pasado siglos ya de esto, pero ciertos acontecimientos parece que quieren hacerlo sobrevivir. Tenemos una monarquía parlamentaria, según el artículo uno de nuestra Constitución, pero en el cincuenta y seis sale la bicha de la inviolabilidad. El rey es inviolable y su persona no está sujeta a responsabilidad. Estos son términos tajantes por los que el rey podría hacer lo que le viniera en gana (no sé si es lo que ha hecho ya), sin que ninguna ley, ni institución del Estado pueda llamarlo al orden. Pueden ser vestigios de Antiguo régimen.

Los temas relacionados con la moral producen siempre polémicas y es mejor no tocarlos. A quien lo haga la Inquisición se le echará encima de nuevo. Que una chica a partir de los dieciséis años solicité abortar sin consentimiento paterno es un escándalo de proporciones planetarias. Se podría pensar que, cuando esta no se lo cuenta a sus padres, la culpa solo la tienen ellos, pero lo que se hace es atacar a la más débil.

El asunto de la salud menstrual es otro de los asuntos. Se considera que hará más débiles a las mujeres, o que podrán ser discriminadas por las empresas en las que trabajan. Mensualmente, los empresarios tendrían que soportar el alejamiento de la trabajadora durante tres días. Lo que no se quiere ver es su positividad, por ampliar derechos sexuales y menstruales de las mujeres. ¿Por qué no pueden decidir libremente lo que quieren hacer con sus vidas? Los datos dicen que la menstruación dolorosa afecta a más del cincuenta por ciento de las mujeres. ¿No es esto suficiente para regularlo? Para algunos no, ya que consideran que este es un valle de lágrimas.

Los hay que solo ven en el aborto la muerte del feto. Según esto, incluso si una niña o joven adolescente hubiera sido violada, tiene que hacerse cargo del feto para siempre. En ella no piensan. No hace falta, porque lleva en su naturaleza ser madre antes o después. No importa que en ese momento no se den las mejores condiciones. Hay que aceptar lo que venga y no destruirlo nunca, porque se trata de una vida que hay que salvaguardar. Expulsar al feto, sacarlo de su unión intrauterina es darle muerte

La Conferencia episcopal siempre ha tenido una posición negativa sobre cualquier aborto. Ahora dice que es una “línea roja en términos de civilización”. Es una forma de hablar de cierta elegancia. Luego está también el tremendismo. Se trata de atentar contra la nueva vida, que está gestándose en el seno de la mujer.

Ahora, aquí quien se lleva la palma son los curas sencillos y olvidados, que parecen querer sobresalir hasta diciendo barbaridades como es el caso del párroco Francisco Sevilla, que ejerce en el pueblecito de Viveros (Albacete) con apenas trescientos habitantes. Puedo imaginarme lo tranquilos que vivirán estos paisanos. En el pueblo tienen romero, tomillo, jara, robles, carrascas y también olmos, almendros y álamos. Pueden cazar codornices, tórtolas, perdices, conejos y liebres. Pasan mucho calor en verano, así como mucho frío en invierno. Pertenecen a la Comunidades Autónoma Castilla-La Mancha.

Bueno, pues allí llega el cura Francisco a perturbarlos a todos. Primero coloca en la iglesia un panel, diciéndoles cuáles son los pecados mortales por los que no se puede comulgar. Y da el golpe, cuando califica de nazis a los que apoyan el aborto. Él defiende la vida humana desde la concepción hasta la muerte. ¿Nazis? Desde luego, porque “quien es capaz de permitir o justificar el asesinato del más inocente, por la razón que sea, es capaz de todo”. Son los nazis del siglo XXI. El Gobierno pretende recortar el derecho de conciencia de los médicos. Él desea que todos los de esta región se hagan objetores.

Seguro que este buen hombre será de Vox, porque el PP se le quedará muy corto. Los términos empleados no tienen desperdicio. Se trata de un asesinato. Un poco fuerte, ¿no? Además, por la razón que sea, no hay ninguna excepción posible: o vida, o muerte. No vengamos con subterfugios y excusas. Quien hace esto es capaz de hacerlo todo, termina su veredicto. El Gobierno tiene que respetar el derecho de conciencia. Establece muchos derechos, pero este no, porque quiere recortarlo. Esta es una grave injusticia.

Los guardianes de la moral (¿quién se lo habrá perdido?) retroceden hasta la Edad Media o más atrás aún. Se han tomado a la letra los de ‘católica’, es decir, universal, y por eso querrían legislar para todos, como perros guardianes. No son capaces de limitarse a su terreno y mean siempre fuera del tiesto y esto está muy feo y es poco estético. Qué tragedia la nuestra. Seguimos todavía polarizados en azules y rojos.

Me dan pena estos curas de pueblo que todavía creen que tienen la obligación de conducir a su grey por el buen camino para no desviarse de él. Creen que su única misión es orientarlos por la senda de la salvación. Son tan fanáticos, porque piensan que están en la verdad, ya que practican la religión verdadera. Condenan en lugar de practicar el amor y cuidar a los más necesitados. Los paisanos solo quieren que todo vaya bien y poder vivir un poco mejor. La religión del amor no puede convertirse en la de la condena. @mundiario

Comentarios