EE UU exige una investigación independiente sobre el origen del virus

Mercado de alimentos en China. Facebook People's Daily, China
Mercado de alimentos en China. / Facebook People's Daily, China
Pekín y Washington se enfrentan nuevamente, en esta ocasión, por el informe de la Organización Mundial de la Salud sobre el origen del coronavirus que no ha convencido al segundo.
EE UU exige una investigación independiente sobre el origen del virus

EE UU y China se enfrentan nuevamente, en esta ocasión por el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen del coronavirus. Estas tensiones se veían venir luego de que el presidente Joe Biden y su homólogo chino  Xi Jinping mantuvieran su primera conversación telefónica donde el primero repasó las disputas que ambas naciones mantenían como la guerra económica o los abusos contra los uigures. 

Ahora la Administración de Joe Biden deja ver su inconformidad con el reciente documento presentado por la OMS donde concluyen que la procedencia del SARS-CoV-2 no fue necesariamente en Wuhan como se ha barajado desde el inicio. 

Las quejas desde Washington se hicieron sentir luego de que CNN ofreciera unas declaraciones exclusivas del jefe de la delegación de la OMS, el danés Peter Ben Embarek, que aseguraba que en diciembre del 2019 el coronavirus estaba más extendido de lo que se pensaba en la provincia de Wuhan. A finales de aquel año China apenas informaba de una enfermedad similar a la neumonía que estaba estaba afectando a sus ciudadanos. 

En las conclusiones del informe, el equipo de la OMS escogió no señalar directamente a China como el lugar donde había surgido el coronavirus, en cambio si descartó que el virus haya sido creado o que se escapó de un laboratorio. 

El equipo de la OMS tuvo cuatro semanas para investigar la procedencia del virus en Wuhan, con muchas trabas por parte de Pekín. Tras las investigaciones, Embarek ofreció una rueda de prensa donde afirmó que el virus llegó a las personas esde un “reservorio natural” luego de pasar por una tercera especie siendo el murciélago probablemente la fuente inicial, mientras que se desconoce el animal intermedio. 

Laportavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó que la Administración de Biden buscará llevar a cabo una investigación paralela e independiente para determinar el origen del virus. Tomarán en cuenta los datos recogidos por la OMS, pero los sopesarán con mayor cuidado debido a que EE UU no participó en la “planificación y puesta en marcha” de dicha investigación, la cual llegó muy tarde debido a que Pekín tardó hasta un año en aprobar la visita de los expertos.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, fue mucho más duro al afirmar que  China “no ha ofrecido el requisito de transparencia” que pide EE UU. “Trabajaremos con nuestros socios y evaluaremos la información recopilada y analizada por nuestros servicios de inteligencia, en vez de precipitarnos y llegar a conclusiones que pueden derivar de motivos ajenos a la ciencia”, detalló.

China respondió a través de su embajada y por medio de un comunicado donde aseguran que Washington ha “dañado gravemente la cooperación internacional” a nivel sanitario. Además instó al Gobierno de Biden a buscar “una postura seria, transparente y responsable para apoyar el trabajo de la OMS con medidas reales” y lograr “contribuciones pertinentes a la lucha contra la Covid-19”. @mundiario

EE UU exige una investigación independiente sobre el origen del virus
Comentarios