Buscar

MUNDIARIO

EE UU: Las consecuencias de las deportaciones en tiempos de coronavirus

México recibe diariamente un flujo importante de hombres y mujeres que son expulsados de su vecino del norte, pero otros países de América Central también también viven esta situación, que puede provocar una crisis sanitaria aún peor.
EE UU: Las consecuencias de las deportaciones en tiempos de coronavirus
Coronavirus. / Pixabay
Coronavirus. / Pixabay

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager. @mundiario

Las autoridades migratorias de los Estados Unidos no entienden de crisis sanitarias, a la hora de expulsar a todo aquel que esté de forma irregular en su territorio.

Según El País del otro lado del río Bravo decenas de hombres y mujeres son devueltos por el gigante norteamericano, una situación que puede empeorar la crisis sanitaria en tierras aztecas, que ya contabiliza más 7.000 casos registrados y al menos 650 víctimas mortales.

El problema es que todas esas personas vienen de un lugar, que es oficialmente el sitio donde más infectados por coronavirus hay en el mundo. De acuerdo al Diario NY han sido deportados más de 10.000 personas desde el pasado 21 de marzo, prácticamente a un promedio de 500 indocumentados por día.

Uno de los voceros de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Mark Morgan se justifica en la necesidad de blindar al sistema de salud estadounidense, porque desde la Casa Blanca buscan "presentar estrategias agresivas de mitigación y contención”, porque a su juicio, esto es lo más importante en la actualidad y no los problemas migratorios.

A tenor de estas palabras, México no es ni será el único perjudicado. Cada vez que las autoridades estadounidenses envían a un grupo de deportados, a sus respectivos países de origen están creando puente aéreo de la enfermedad.

El propio ministro de Sanidad guatemalteco, Hugo Monroy expone la realidad y señala que "hay vuelos con ciudadanos deportados que vienen con fiebre, tos. Así suben a los aviones. Nosotros automáticamente aquí los evaluamos y es donde le hacemos la prueba inmediatamente y han salido positivo muchos de ellos" y además dice, que se han visto casos con vuelos hasta con un 75% de contagiados.

Si Estados Unidos continúa deportando sin controles de salud de ningún tipo, el desastre sanitario que está por venir en América Central y el Caribe puede tener alcances devastadores para la región. Guatemala, El Salvador y Honduras se convertirán en la plataforma de propagación perfecta, para que sus otros vecinos sufran aún más por el coronavirus. @mundiario