Buscar

MUNDIARIO

El dueño de Amazon reta a Elon Musk en su carrera por conquistar el espacio

Jeff Bezos venderá millones de dólares en sus acciones para emprender en un nuevo proyecto llamado Blue Origin, que espera llevar turistas al cosmos dentro de poco.

El dueño de Amazon reta a Elon Musk en su carrera por conquistar el espacio
Jeff Bezos, propietario de Amazon, dentro de una cápsula de Blue Origin. / Twitter
Jeff Bezos, propietario de Amazon, dentro de una cápsula de Blue Origin. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

La carrera por conquistar el espacio tiene un nuevo competidor, y uno de los serios. Jezz Bezos ha anunciado que quiere revolucionar la industria aeroespacial incluso a costa de su gordísima fortuna. El propietario de Amazon ha dicho que empezará a vender 1.000 millones de dólares en acciones de su empresa cada año y los invertirá en Blue Origin, un nuevo emprendimiento para el turismo espacia..

“Mi modelo de negocio ahora para Blue Origin es vender cerca de 1.000 millones de dólares de acciones de Amazon al año y utilizarlo para financiar Blue Origin”, explicó Bezos el miércoles en el Space Syposium, una conferencia anual de esta industria que se celebra en Colorado Springs, en el Estado estadounidense de Colorado.

Blue Origin lanzará viajes espaciales de 11 minutos a partir del año entrante y esperaba comenzar los vuelos de prueba para el presente año, aunque Bezos ha avisado que podría retrasarlos para 2018.

Esto es una proclamatoria amistosa de guerra a Elon Musk, dueño de Space X, quien también está ensimismado en potenciar la industria turística espacial. Bezos ha revelado que espera que Blue Origin se convierta en una empresa autosuficiente, y a largo plazo calcula que reducirá los costes de los vuelos para que millones de personas puedan vivir y trabajar en otros puntos del cosmos.

Las cápsulas del emprendimiento de Bezos contará con las ventanas más grandes en cualquier otra nave similar hasta el momento, a fin de ofrecer la mejor vista posible a los afortunados que puedan viajar en ella, así como otras comodidades internas. En el evento, el tercer hombre más rico del mundo de acuerdo a Forbes -su fortuna supera los 720 millones de dólares- mostró una maqueta de su nave, la cual tendrá seis asientos reclinables, cada uno con una ventana propia. También presentó un cohete que fue retirado en octubre pasado tras haber sido usado en cinco ocasiones.

Esta empresa tiene su cuartel general en Washington y labora en vuelos suborbitales y cortos. De momento no se han empezado a vender boletos ni dar precios para poder volar en una de estas cápsulas reutilizables de seis tripulantes, a las que se conoce como New Shepard, que han volado ya al cosmos en cinco ocasiones desde noviembre de 2015.

El cohete y la cápsula tienen capacidad para elevarse a algo más de 62 kilómetros por encima de la Tierra, a fin de que los pasajeros puedan experimentar momentos sin gravedad y ver la curvatura de nuestro planeta desde esa altura.

Blue Origin y Space X están ensimismados en crear cohetes que puedan ser usados más de una vez, algo que reduciría notablemente los costos y reduciría los precios de abordaje.