Dom Phillips y Bruno Pereira: 11 días de agonía y un final trágico en la Amazonia

Dom Phillips y Bruno Pereira, asesinados en la Amazonia. Human Rights Watch @hrw_espanol
Dom Phillips y Bruno Pereira, asesinados en la Amazonia. / Human Rights Watch @hrw_espanol

Los restos hallados en una remota región de la selva corresponden a los del periodista británico y el indigenista brasileño, desaparecidos desde el pasado 5 de junio.

Dom Phillips y Bruno Pereira: 11 días de agonía y un final trágico en la Amazonia

Dom Phillips y Bruno Pereira fueron asesinados a tiros con un arma de caza. La policía de Brasil ha confirmado este sábado que los restos hallados en una remota región de la Amazonía brasileña corresponden al periodista británico y el indigenista brasileño, desaparecidos desde el pasado 5 de junio, día en que se embarcaron en una travesía por el valle de Yavarí, en la frontera con Perú y Colombia.

Las autoridades han explicado que la identificación ha sido posible gracias un examen de registros dentales, realizado por los especialistas del Instituto Nacional de Criminalista de la Policía Federal en Brasilia. Las pericias han permitido establecer que Pereira fue baleado en la cabeza y en el tórax. Su muerte “fue causada por traumatismo toracoabdominal y craneano por disparos de arma de fuego con munición típica de caza, con múltiples balines, que provocaron lesiones en las regiones tórax/abdomen (2 tiros) y cara/cráneo (1 tiro)”. Phillips, que recibió el impacto en el tórax, murió por un “traumatismo toracoabdominal por disparo de arma de fuego con munición típica de caza, con múltiples balines, que provocaron lesiones principalmente en las regiones abdominal y torácica (1 tiro)”, añade el comunicado de la Policía Federal. Las víctimas fueron descuartizadas tras ser asesinadas y sus restos enterrados en un lugar de difícil acceso en medio de la selva.  

El hallazgo de los dos cuerpos tras la confesión de uno de los pescadores detenidos por el suceso ha puesto fin a la agonía de familiares, colegas y conocidos del periodista y el indigenista, que ahora reclaman justicia a Brasil. “La tragedia expone a la Amazonia como una tierra sin ley patrocinada por Bolsonaro”, denuncia el diario Folha de S. Paulo en un editorial.

La desaparición de Bruno Pereira y Dom Phillips

Las alarmas por Bruno Pereira y Dom Phillips se encendieron el lunes 6 de junio, cuando la asociación Univaja, que agrupa a todos los pueblos indígenas de esta área remota, denunció que no tenía noticias de los dos hombres desde hace más de 24 horas. El relato policía revela hoy que ambos fueron asesinados un día antes: el fatídico 5 de junio.

Ese día los profesionales regresaban en lacha a Atalaia do Norte por el río Itaquaí después de una travesía río arriba. Habían llegado hasta un puesto de vigilancia en el lago Jaburu, gestionado por indígenas de la asociación. El británico, un periodista independiente que había escrito para medios como The Guardian, The Washington Post y The New York Times, estaba escribiendo un libro sobre medioambiente. Su objetivo era entrevistar a algunos de los nativos que se encargan de impedir que entren cazadores y pescadores furtivos en la zona. El reputado indigenista brasileño, que durante años había trabajado para la Fundación Nacional del Indio (Funai), el organismo del gobierno de Brasil que se encarga de proteger a los pueblos nativos, le acompañaba en la expedición.

Los dos profesionales hicieron una parada en la comunidad ribereña de São Rafael. Esa fue la última vez que fueron vistos con vida. El viaje hasta Atalaia do Norte (a unos 72 kilómetros) debía durar solo dos horas, pero Dom y Bruno nunca llegaron a su destino.

Bruno Pereira, indigenista brasileño; y Dom Phillips, periodista británicos, desaparecidos en la selva amazónica. / RR SS.
Bruno Pereira, indigenista brasileño; y Dom Phillips, periodista británicos, desaparecidos en la selva amazónica. / RR SS.

Según las autoridades, en algún momento del viaje los hombres fueron interceptados por la lancha del pescador furtivo Amarildo da Costa, alias Pelado, que actuó con otras cuatro personas. El sospechoso abrió fuego con su escopeta. Hubo un enfrentamiento. Bruno y Dom son asesinados. Sus cuerpos son enterrados tierra abajo y su lancha hundida en el río Itaquaí. Tanto el indigenista como el periodista, así como el equipo de la Univaja habían sido amenazados antes y durante la travesía.

Pelado fue detenido el 8 de junio después de que un testigo contase que vio la persecución del día 5. En principio, el hombre fue arrestado por posesión de munición de uso restringido de las Fuerzas Armadas, pero posteriormente entró en prisión provisional como sospechoso de la desaparición del británico y el brasileño. Seis días después fue detenido un segundo señalado, Oseney da Costa, el hermano de Pelado. Según reportan los medios locales, los dos arrestados por el crimen ya habían sido reprendidos por Bruno Pereira por pescar en áreas de jurisdicción de reservas indígenas, algo que está prohibido.

Amarildo da Costa confesó el martes 14 de junio que había matado, descuartizado y quemado al periodista y al indigenista. El asesino confeso llevó a las autoridades al lugar donde había enterrado los restos y en el sitio señalado las autoridades encontrado dos cuerpos.

Tras once días de agonía, protestas y reclamos dentro y fuera de las fronteras brasileñas, finalmente se confirma el desenlace temido: los cadáveres hallados corresponden a Dom Phillips y Bruno Pereira, dos nuevos mártires de la Amazonia. “Ahora podemos traerlos a casa y despedirlos con amor”, ha dicho la esposa del periodista británica. “Hoy empieza también la búsqueda por la justicia”. @mundiario

Dom Phillips y Bruno Pereira: 11 días de agonía y un final trágico en la Amazonia
Comentarios