Buscar

MUNDIARIO

Distintas varas de medir la pandemia

En Madrid cuestionan las medidas con 540 casos por 100.000 habitantes y Merkel en Alemania estudia aplicarlas a partir de 35 casos
Distintas varas de medir la pandemia
Imagen referencial del coronavirus. / Pixabay
Imagen referencial del coronavirus. / Pixabay

Antón Luaces

Periodista.

Por ceñirnos a Galicia, Ourense, junto con otras localidades de esta comunidad autónoma, tiene restringidos algunos de los derechos que los ciudadanos hemos considerado siempre -otra cosa es que en el período franquista de 40 años ni siquiera pudiera mentarse su ejercicio- como ineludiblemente personales. Los de reunión, desplazamientos, opinión, etc., los llevamos hoy al igual que en la citada etapa franquista llevábamos sujeto con un imperdible el "detente" o escapulario que nos libraba de todos los males habidos y por haber (con la excepción, precisamente, de la dictadura de Francisco Franco y sus adláteres).

Pero la Comunidad de Madrid, según su presidenta, no debe estar en alarma porque entonces "no sería Madrid". ¿Por qué?. ¿Es que Ourense deja de ser Ourense por permanecer en estado de alarma?. ¿Es malo tratar de evitar que te contagies y contagies?. ¿Hay mayor prebenda que esta?. ¿Acaso es mejor que una población como O Grove -y es solo un ejemplo- que ha mantenido el control de sus vecinos en el cumplimiento de lo estipulado por la Xunta y el Gobierno cuando Se produjo el confinamiento de Galicia por la Covid-19 compruebe cómo la llegada del verano ha significado una riada de ciudadanos de Madrid (a los que los gallegos recibimos siempre con agrado) que podrían trasladar a esa ciudad de As Rías Baixas el virus?. ¿O es que O Grove, en su dimensión, es menos que Madrid en la suya?.

Madrid es una comunidad que, en la actualidad, registra 540 contagiados por 100.000 habitantes y alguien ha dicho que hay que defender Madrid "como se hizo el 2 de mayo de 1808". Mientras esto ocurre en la capital de España, la primera ministra alemana, Angela Merkel, se ha reunido con los alcaldes de las ciudades más pobladas  de Alemania para tratar de evitar la propagación del virus para aplicarlas a partir de 35 o 50 casos por 100.000 habitantes. Y Alemania también ha sido invadida, como lo fueron Madrid y el resto de España en su momento y nadie ha tocado a rebato para, en octubre de 2020, salir en su defensa.

Son distintas varas de medir. Sobre todo  en los planteamientos políticos y de responsabilidad ciudadana. @mundiario