¿Viagra? La disfunción eréctil ya se puede tratar en España de forma “genérica”

Tras perder la Viagra  su patente el pasado  21 de Junio, las compañías farmacéuticas de genéricos luchan por un mercado que mueve 120 millones anuales.
Tras perder la Viagra su patente el pasado 21 de junio, las compañías farmacéuticas de genéricos luchan por un mercado que mueve 120 millones anuales.

Novedad importante en el sector farmacéutico. Los medicamentos genéricos compiten en España con la Viagra de Pfizer tras haber expirado su patente comercial el pasado mes de junio.

¿Viagra? La disfunción eréctil ya se puede tratar en España de forma “genérica”

Con la temporada estival tocando a su fin, los usuarios casi no han tenido la oportunidad de hacerse eco de la noticia: Viagra ® ha perdido su patente en España el pasado 21 de junio. Esto quiere decir que desde hace dos meses, esta marca registrada hace quince años en exclusiva por la compañía estadounidense Pfizer para el tratamiento de la disfunción eréctil compartirá su mercado con muchas otras compañías  que fabrican medicamentos genéricos y que una vez registrados sus productos y autorizada su comercialización han esperado ansiosas la llegada del inicio de la misma.

A la famosa pastilla romboide  de color azul que revolucionó la vida sexual de millones de hombres de avanzada edad o con problemas de erección le han salido férreos competidores que focalizarán su estratégica comercial a priori en una bajada  de precio en función del número de unidades por envase, además de que sigue ocupando la primera plaza del producto de venta on line con mayor índice de falsificación.

Las tres grandes marcas –Viagra, Cialis y Levitra – que comercializan diferentes principios activos bajo patente y que no financia el Sistema Nacional de Salud se repartieron el año 2012 casi 120 millones de euros, según los datos extrapolados del IMS Health. Esto hace reflexionar que aunque empezemos a ver en las farmacias comprimidos genéricos de todos los colores y no sólo azules para el tratamiento de la impotencia sexual masculina, nos encontramos ante un potencial y apetitoso mercado al alza.

No corren buenos tiempos para esta marca farmacéutica socialmente aceptada por todo el mundo hasta el punto de popularizarla en el mundo de las artes, pero tampoco lo son para los usuarios, pues si se esperaban una gran sorpresa en su accesibilidad por la rebaja en su precio se llevarán un disgusto. Veamos algunos ejemplos.

Los precios del mercado

Actualmente, la Viagra de Pfizer se puede adquirir en las oficinas de farmacia españolas por 15 euros el comprimido si se compra la caja de dos unidades de 50 miligramos (30 euros en total). El precio baja ligeramente, a 14,7 euros la unidad, si se adquiere la caja de 4 comprimidos (58,85 euros), y a 13,6 euros si se compra la de 8 (108,9 euros en total).

Uno de los primeros laboratorios que ha anunciado el lanzamiento de un genérico ha sido Normon, que ya ha avanzado que la caja de 4 comprimidos de 'Sildenafilo' la comenzará a vender a 27,94 euros (6,9 euros por comprimido) y la de 8 a 53,95 euros (6,7 euros por comprimido), algo menos de la mitad que Pfizer. Además, lanzará un formato monodosis, a 7,95 euros.

Otra farmacéutica que también ha anunciado el genérico de Viagra es Sandoz, que ofrece precios algo más bajos que Normon, ya que la caja de 4 comprimidos de 'Sildenafilo' la comenzará a vender a 25,29 euros (6,32 euros por pastilla) y la de 8 a 46,52 euros (5,8 euros por pastilla). Además, ofrece comprimidos ranurados "que permiten fraccionar la dosis hasta en cuatro partes, algo especialmente útil en caso de las pastillas de 100 miligramos, que cuestan casi lo mismo que las de 50 (28,1 euros la caja de 4 comprimidos y 52,64 euros el de 8).

Y así como estos ejemplos, nos encontraremos en breve con más de una docena de versiones “low cost” de otras compañías ( QuimPharma, Teva, Stada, Actavis, Infamed, Kern Pharma etc..) porque su llegada fomentará una guerra en los precios y disparará su consumo. Y es que, como el fármaco precisa receta médica, muchos pacientes con problemas de erección no se han acercado a su médico por el precio disuasorio, ya que no está cubierto por el Sistema Nacional de Salud ni siquiera para pacientes con graves discapacidades, como parapléjicos.

Pero en cambio, el aspecto positivo a la libre circulación de mercado de esta molécula y sus versiones genéricas es que se podrá acabar con gran parte del negocio de la venta ilegal por Internet a través de webs, muchas de las cuales son tapaderas para el fraude o dispensan falsos genéricos y que acarrean grandes problemas de seguridad y farmacovigilancia.

De todo lo expuesto, si me pidieran consulta profesional al respecto, yo sigo queriendo ver siempre el cielo azul.

¿Viagra? La disfunción eréctil ya se puede tratar en España de forma “genérica”
Comentarios