Buscar

¿Necesitan los directores de cine a los compositores?

Aparte del elemento visual, en el cine resulta de vital importancia el elemento auditivo, es decir, la música. Una película puede resultar un clásico únicamente gracias a una extraordinaria banda sonora y, por el contrario, una mala elección del acompañamiento musical suele ser suficiente para arruinar una película.

¿Necesitan los directores de cine a los compositores?
Compositor Fernando Velázquez/ cinemascomics.com
Compositor Fernando Velázquez/ cinemascomics.com

Firma

Cristina Goás

Cristina Goás

La autora, CRISTINA GOÁS, escribe en MUNDIARIO. Gestiona Melovida y dirige Presto Vivace, desde donde desarrolla la investigación musical y su aplicación a través de dispositivos tecnológicos. También se encarga de formar y crear nuevos talentos. @mundiario

Los directores de cine necesitan de los compositores su genialidad y creatividad  para llevarles al mayor de los éxitos. Recordar una película por su música, identificarla por sus bandas sonoras y hacer sentir al espectador que nunca escuchó algo tan sublime y especial, es lo que más desea un director de cine. A lo largo de la historia es bien sabido la conexíón psíquica y emocional de los compositores con los directores de cine, algo que puede parecer a primera vista una obviedad requiere de mucho trabajo y sensibilidad para empatizar y simpatizar con un director al más alto grado. 

Debido a ello, muchos directores han elegido a auténticos compositores de cabecera, trabajando siempre los dos juntos. Existen numerosos ejemplos de los tándems perfectos entre  compositor-director de diferentes épocas y lugares, pero en esta ocasión citaremos a algunos de ellos.

Bernard Herrmann fue uno de los compositores más destacados del siglo XX. En la década de 1930 trabajó como compositor para cuñas de programas de la cadena de radio americana CBS. Fue allí donde conoció al director Orson Welles, para quien realizó su primera banda sonora, Ciudadano Kane (1941). Realmente la colaboración entre Hitchcock y Herrmann se restringe a unos pocos trabajos entre 1955 y 1964, una pequeña fracción de la carrera de ambos genios. Sin embargo, las ocho películas de Hitchcock en que Herrmann trabajó como compositor son auténticas obras maestras del género del suspense; esto se debe, en parte, a las bandas sonoras que cuentan con marcados ostinatos (repeticiones),acentuando la claustrofobia y la tensión.

La colaboración entre Fellini y Rota es quizás la relación más estrecha. Rota y Fellini se admiraban mutuamente y tenían una manera muy peculiar de trabajar: se sentaban juntos antes de la filmación de la película y Fellini narraba las escenas que tenía pensado rodar. Mientras tanto, Rota tocaba el piano y dejaba que la música fuese brotando. Rota tenía una formación clásica y, además de su faceta como compositor cinematográfico, tiene en su haber varias óperas además de música de cámara, sinfónica y para piano.

El tándem Williams-Spielberg es uno de los más importantes de la historia reciente del cine. Juntos han creado escenas que quedarán en la memoria colectiva, como el momento en que los protagonistas de Parque Jurásico descubren un dinosaurio comiendo las hojas de un árbol o los instantes previos a los ataques del tiburón en la pelíclula “Tiburón” .  Y que decir de la famosa saga "Star Wars" orquestación de Williams basada en una variada y ecléctica mezcla de estilos, entre los que sobresale su influencia del Romántico Tardío de Richard Strauss y sus contemporáneos Erich Korngold y Max Steirner, sin  duda estas escenas no serían lo mismo sin la música de John Williams.

Uno de nuestros compositores en España más destacado y talentoso es Fernando Velázquez, el músico vasco ha escrito la banda sonora de los tres largometrajes del director Juan Antonio Bayona " El orfanato", "Lo imposible" y "Un monstruo viene a verme"  con el que en 2017 ganó su primer Goya. La gran capacidad de emocionar al espectador es una de las grandes cualidades de este joven compositor,  creador de sublimes sensaciones que hace que traspasemos la pantalla para convertirnos en los auténticos protagonistas de la película. Sin duda un ejemplo a seguir para todos los jóvenes compositores. @mundiario