Las directoras de orquesta y su “firme batuta”

directoras de orquesta_opt (1)
Inma Shara , directora de orquesta.

Se calcula que solo un 10% de los directores de orquesta del mundo son mujeres. El mundo de la música clásica, y más en concreto la dirección de orquesta, sigue siendo un territorio vedado para las mujeres. Ellas son por lo general mayoría en los estudios de dirección pero pocas alcanzan el reconocimiento.

Las directoras de orquesta y su “firme batuta”

Entre los diez directores más célebres del mundo no hay ninguna mujer y el hecho de que dos de las orquestas más prestigiosas del mundo, la de Berlín y la de Viena, no hayan aceptado la integración de instrumentistas mujeres, refleja cómo en esta especialidad los avances son lentos. Pero los hay. "Ha habido un antes y un después marcado por Herbert von Karajan. La dirección de orquesta es un arte relativamente novedoso en el sentido de que antes las orquestas no se dirigían con un hombre con una batuta, esto es algo que fue apareciendo con el paso del tiempo - es una figura casi romántica – y que tuvo su gran explosión dentro del siglo XX. Pero fue con Karajan, un verdadero visionario, con el que la figura se renovó. Supo vender su imagen, una imagen moderna, siempre con los ojos cerrados y con sus manos muy expresivas. A partir de él la figura se volvió mucho más mediática", declara del vicepresidente de la Asociación Española de Directores de Orquesta (AESDO), Oliver Díaz.

Algo que está favoreciendo que esta especialidad tienda cada vez más hacia la igualdad es el hecho de que cada vez se ofrece en más sitios la posibilidad de realizar la cátedra de Dirección de Orquesta. En el caso de España, por citar algunos sitios, puede hacerse en Valencia, San Sebastián, Madrid u Oviedo, cuando hasta hace poco era menos accesible. «Las nuevas formas de especializarse también están ayudando a que se de una mayor paridad ya que antes esta profesión se estudiaba a través de una relación directa entre maestro y discípulo, que le seguía para su formación, algo que también provocaba que se viera como algo raro en el caso de que fuera una mujer», explica Díaz.

Entre los diez directores más célebres del mundo no hay ninguna mujer y el hecho de que dos de las orquestas más prestigiosas del mundo, la de Berlín y la de Viena, no hayan aceptado la integración de instrumentistas mujeres, refleja cómo en esta especialidad los avances son lentos.

El último nombramiento conocido en el 2016, es el de la lituana Mirga Grazinyte-Tyla al frente de la Orquesta Sinfónica de Birmingham, el trampolín de algunos batutas célebres. Esta orquesta ha funcionado como trampolín para grandes batutas como Simon Rattle y Andris Nelsons, actuales directores de dos de las mejores orquestas del planeta: la Filarmónica de Berlín y la Sinfónica de Boston.

La australiana Simone Young pasará a la historia como la primera mujer que dirigió a la Filarmónica de Viena en 2005, 174 años después de su creación.

En España son pocas las que lo consiguen y las que lo hacen, como la reconocida Inma Shara, destacan la importancia de la constancia y de, en definitiva, luchar por una meta.

También Isabel López Calzada creó la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid y ha dirigido a agrupaciones fuera. "He tenido que coger el instrumento de músicos y tocarlo como yo quería para que me tomaran en serio", dice Isable López. "En mi promoción del grado superior de dirección éramos cuatro, tres chicas", recuerda Isabel López Calzada, creadora y directora de la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid. Si le preguntas dónde están sus compañeras, no sabe responder. "Creo que todas acabaron en la pedagogía, dando clases en conservatorios". @mundiario

Las directoras de orquesta y su “firme batuta”
Comentarios