La dieta hipocalórica es un factor determinante en el aumento de la longevidad

'Lis, comidas para llevar'. Éxito frente a la crisis.
Establecimiento de Lis, comidas para llevar.

Restringir la dieta en un 25% menos de consumo en calorías ha supuesto en ratones un aumento de la longevidad de un 30-40%. Las dietas hipocalóricas supondrían así una garantía de salud.

La dieta hipocalórica es un factor determinante en el aumento de la longevidad

Ya decía Pitágoras 500 añosa a C. que “no gastes más tiempo en la preparación de los alimentos que para consumirlos”. Durante el siglo XIX varios antropólogos coincidieron en establecer un hecho interesante: en diferentes lugares del planeta vivían grupos humanos especialmente longevos que evidenciaban características comunes, pueblos aislados que no comían alimentos procesados, y sÍ frutas, vegetales, cereales, pescado y esporádicamente carne. Hablamos de sitios dispares como Okinawa,  Balcanes, Himalaya,  Alpes, Andes peruanos, Afganistán, etc. Se apreció incidencia baja de cáncer, enfermedades cardiovasculares o caries  dental.

Después de ver varios estudios en diferentes sitios, se llegan a conclusiones interesantes ya que son de aplicación para nuestro  entorno , y coincidencias sorprendentes, entre las que estaban un vaso de vino tinto, frutas como la  granada, agua de manantial y sobre todo dieta hipocalóricaEn animales se está haciendo experimentos con ratones y se ha comprobado que los ratoness que han reducido en un 25% su dieta aumentaba su longevidad en un 30%. Con monos se ha empezado pero como tienen una vida media 40 años aun no se tienen resultados sobre ello.

Una investigación realizada por JohnO. Hollosky y colaboradores, en abril del 2004 demuestra que la restricción drástica de calorías tiene un efecto protector sobre el envejecimiento y disminuye significativamente el riesgo cardiovascular, la arterioesclerosis y la diabetes.Participaron 18 personas entre 35 y 82 años y se hizo durante 15 años. La ingesta era entre 1200-2000 calorías diarias, según edad, sexo y constitución. La distribución de la dieta comprendía:  26% proteínas , 46% hidratos de carbono complejos y 28 % de grasas. Los resultados : Tensión arterial media  entre 10-6 mmHg,  la grasa corporal había decrecido  en 25 % y los índices de glucosa disminuían.

Otro ejemplo,  la dieta Okinawa: 1 800 calorías diarias, el número de personas que sobrepasan los cien años es tres veces más que en Europa y Estados Unidos. Por lo tanto, aparte de la disminución drástica de las enfermedades crónicas que agravan la salud, la dieta hipo calórica está relacionada con la longevidad gracias a otros dos motivos de peso: Uno es,  que activa un gen que estimula la proteína Sir2, que desempeña un importante papel en el retraso del envejecimiento. Otro motivo de peso es que recientemente un descubrimiento sueco revela un mecanismo vinculado a la vejez que se desarrolla en las mitocondrias de las células. La mitocondrias son centrales energéticas que están  fuera del núcleo y que tienen su propio genoma. Cuando se hacen digestiones pesadas por dietas hipercalóricas, en el proceso energético se liberan gran cantidad de radicales libres provocando la oxidación de las células y por consiguiente acelerando el envejecimiento.

Respecto al consumo moderado de vino tinto, según una investigación de la Red Predimed (Prevención mediante Dieta Mediterránea) concluye, que aparte de proteger el sistema cardiovascular, el vino, también se asocia a un menor riesgo de desarrollar depresión, que podría ser debido a componentes no alcohólicos del vino, como el resveratrol y otras sustancia fenólicas que pueden tener efectos beneficiosos en distintas areas cerebrales

La cantidad sí importa, pero la calidad también
Se debe de disminuir los alimentos fritos o excesivamente cocidos , ya que en estos procesos se  desarrollan moléculas nuevas que nuestro organismo no está preparada para metabolizarlas .También es contraproducente la cocina precocinada y enlatada. Los alimentos que consumamos deben ser lo más frescos.  
Nada recomendable tampoco la bollería industrial, ya que desequilibran la homeostasis y saquean el organismo de minerales y oligoelementos vitales, multiplican por tres la necesidad de vitaminas del grupo B, mala higiene intestinal, aportan calorías vacías y están vinculados en enfermedades cardiovasculars,  osteoarticulares y degenerativas.

 

La dieta hipocalórica es un factor determinante en el aumento de la longevidad
Comentarios