Buscar
loading...

Díaz Castro alcanza el olimpo de las Letras Galegas al cumplirse su centenario

El poeta guitiricense, autor de "Nimbos" (1961), obra que fue acogida en su momento por una crítica unánimemente favorable, es considerado figura indiscutible del género de la poesía gallega.

Díaz Castro alcanza el olimpo de las Letras Galegas al cumplirse su centenario
Xosé María Díaz Castro.
Xosé María Díaz Castro.

Firma

Germán Castro

Germán Castro

Primer director de 'Diario de Ferrol', fundador de la publicación de pensamiento y cultura 'FerrolAnalisis' y presidente fundador del Club de Prensa de Ferrol. Columnista fundacional de MUNDIARIO.

El poeta guitiricense, autor de "Nimbos" (1961), obra que fue acogida en su momento por una crítica unánimemente favorable, es considerado figura indiscutible del género de la poesía gallega.

Vivió muchos años apartado del mundanal ruido, en Madrid, entregado a su trabajo en el CESIC, en el papel de traductor. Con anterioridad había impartido docencia. Hablaba prácticamente todas las lenguas europeas, era una especie de vate clandestino por dar la sensación de querer camuflar su pasión poética. Era un gran tímido, muy autoexigente, temía dar a la luz su producción, parte de la cual dejaba en los cajones, aduciendo que se había perdido. Diríase que "Nimbos" (Galaxia 1961) salió porque le sacaron el velo de los pudores sus amigos. Discípulo de Aquilino Iglesia Alvariño, forma parte de la pléyade de extraordinarios poetas de la Terra Cha luguesa  y es la figura este año de las Letras Galegas. Xosé María Díaz Castro nació en Os Vilares de Parga en el año 1914. Se cumple el día 19 su centenario. Muy joven se marchó al Seminario de Mondoñedo en donde se impregnó del latín y las humanidades, conoció a Iglesia Alvariño que también iba para cura y comenzó a desarrollar su talento creativo.

Deja el Seminario

Al abandonar la carrera eclesiástica, se alistó en la enseñanza media y pronto llegaría el premio de los juegos florales de Betanzos, determinante en su trayectoria. Licenciado en Filosofía y Letras se fue a Madrid en el año 1948. En 1955 Fernández del Riego lo consagra como figura del género al incluirlo en su "Escolma da Poesía Galega" y en 1961 se publica, como queda dicho, "Nimbos", con una acogida unánimemente favorable. Penélope (Un paso adiante i outro atrás, Galiza/i a tea dos teus sonos non se move...") es su poema más divulgado y reconocido y al que, curiosamente, Díaz Castro no le mostraba especial querencia. Tiene alguna obra dispersa en revistas y publicaciones tales como Alba y Dorna. Tras un prolongado silencio, al jubilarse, pasó largas temporadas en Guitiriz en donde de la mano del escritor y gran activista social y cultural, el cura Alfonso Blanco Torrado, de la Asociación Xermolos (que escribió "La ascensión de un poeta", 9º premio literario Ánxel Fole, Fundación Caixa Galicia y El Progreso de Lugo, 1995)  fue recuperado con un final feliz al reconocerlo la Real Academia Galega como personaje de las Letras Galegas en la presente edición. Falleció el 2 de octubre de 1990 cuando contaba 76 años.

Contactos

Otro poeta chairego, Manuel María, en una conferencia pronunciada  en el mes de abril de 1995 en el Aula de Cultura de Caixa Galicia, que guarda íntegra el que suscribe,  dijo de Díaz Castro que era humilde, generoso, tímido, con mucho miedo al ridículo.  Hizo hincapié en que el hecho de haber estado en el Seminario lo había marcado, manteniendo a lo largo de su trayectoria vital profundas convicciones religiosas. "Pepe do Vilariño -como también se le conocía al poeta guitiricense- chegou a establecer contacto con Ramón Piñeiro e Carballo Calero e en Madrid con Dionisio Ridruejo, pero non era o seu lado forte, precisamente, as relacións cos demais". Manifestó que era una poesía de la naturaleza, de un gran panteismo y de corte franciscanista. Recordó, finalmente, que una vez que falleció se descubrió que había un libro que no quiso dar a la imprenta, que se llamaba "Follas Verdes".

Algo de bibliografía

Para conocer las claves de la vida y obra de Xosé María Díaz Castro es imprescindible recurrir, entre otras fuentes, al libro publicado con motivo de un homenaje que se le rindió en el año 1987 en Guitiriz, "Homenaxe a X.M. Díaz Castro" en el que participan numerosas y destacadas personalidades del mundo de las letras gallegas y concretamente del género poético. La productora Ophiusa, que gestiona el prestigioso periodista lucense Xulio Xiz, realizó también un documental en el que se recrean escenarios naturales y urbanos asociados a la infancia y juventud de Pepe do Vilariño y más recientemente tuvo este articulista la oportunidad de asistir en Santiago al estreno de "O instante eterno", del cineasta guitiricense Xosé A. Cascudo, en el que se analiza la obra diazcastriana, según la visión de señalados poetas y estudiosos de su producción creativa. El escritor y crítico literario mindoniense, Armando Requeixo, firmó en 2001 un ensayo que titula "Xosé María Díaz Castro, poeta de preguerra", uno de cuyos ejemplares tuvo la gentileza de autografiar para el periodista que suscribe. El escritor y filólogo Xosé María Dobarro Paz hizo una interesante reseña del autor de "Nimbos" para la Gran Enciclopedia Galega.