Buscar

MUNDIARIO

Tres detenidos tras secuestrar y torturar a dos jóvenes a cambio de 12.000 euros

El hecho le ocurrió a dos jóvenes cuya intención supuestamente era comprar hachís, pero acabaron raptados, atados de pies y manos y golpeados con un machote.
Tres detenidos tras secuestrar y torturar a dos jóvenes a cambio de 12.000 euros
Policía Nacional. / Pixabay
Policía Nacional. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Dos jóvenes que supuestamente iban por droga fueron secuestrados, torturados y obligados a entregar 12.000 euros a cambio de su libertad. Los muchachos de 20 y 27 años, se desplazaron desde la provincia de Córdoba hasta Málaga con la intención de comprar hachís en una casa mata de Mangas Verdes.

Allí, al parecer les exigían, el pago de 12.000 euros para dejarlos salir. El hecho se registró, durante la madrugada del viernes al sábado. Las víctimas, se habían citado con unos individuos para adquirir la droga. Los vendedores de la droga les pidieron que los siguieran en un vehículo, de la marca BMW X6, hasta un inmueble, donde se produciría la transacción.


Quizá te pueda interesar

Dictan 23 años de prisión para un hombre que asesinó a su ex pareja “por su condición de mujer"


Dictan condena de muerte para una maestra de guardería que envenenó a 25 niños


Allí, fueron obligados a entrar a la fuerza a punta de pistola y comenzó el supuesto cautiverio. Sin embargo, con marcados golpes en la espalda, en los brazos y en las piernas y, uno de ellos, con una herida sangrante en la cabeza, consiguieron escapar del lugar.

La Policía Local detuvo poco después a tres personas, entre ellos dos hombres y una mujer, por su presunta implicación en los hechos, según fuentes del caso.

Asimismo, los investigadores hallaron restos de sangre tanto en el exterior del inmueble como en la puerta de entrada. Las pesquisas apuntan a que una de las víctimas fue atada de pies y manos. Recibió golpes con un machote y los presuntos autores, supuestamente, llegaron a sumergir a una de ellas de forma reiterada en una bañera a modo de amenaza.

Una unidad de la Policía Local encontró malherido a uno de los jóvenes con un golpe en la cabeza y varias lesiones en distintas partes del cuerpo. Los agentes trabajaban con la hipótesis de que había sido retenido junto a otra persona en una vivienda.

Ambos, supuestamente, aprovecharon un descuido de los secuestradores para huir. Dada las lesiones que presentaba, los policías solicitaron una ambulancia del 061. La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional se ha hecho ahora cargo de la investigación del caso. La operación continúa abierta y no se descarta que se practiquen nuevos arrestos relacionados con el secuestro. @mundiario