Buscar

MUNDIARIO

Uno de los destinos turísticos más sofisticados de Galicia está en A Toxa

La isla constituye un centro de turismo de reuniones y de salud, con hoteles de lujo, balneario, casino, campo de golf, puerto deportivo y una curiosa capilla cubierta de conchas.

Uno de los destinos turísticos más sofisticados de Galicia está en A Toxa
Puente a la isla de A Toxa. / farrangallo
Puente a la isla de A Toxa. / farrangallo

La Isla de La Toja (Illa da Toxa), con una superficie de poco más de 1 kilómetro cuadrado, está unida por un puente desde el siglo XIX a la población de O Grove, en la provincia de Pontevedra. Su vida está orientada al ocio, al termalismo y al turismo. Es un centro hotelero y residencial con una mínima población censada que se incrementa notablemente con los continuos visitantes.

Como lugar de visita, al que acuden habitualmente los cruceristas que hacen escala en Vigo o los turistas que llegan a Santiago y recorren Galicia, se puede explorar en un par de horas. Tiene como especial atractivo la Iglesia de las Conchas dedicada a San Caralampio y la Virgen del Carmen, una pequeña capilla recubierta de conchas de vieira lamentablemente ensuciada por firmas e inscripciones de visitantes poco respetuosos. Es lugar en el que habitualmente se celebran bodas con novios de muy diversa procedencia y que continúan con el banquete en los hoteles de la isla.

A Toxa está parcialmente protegida contra el desarrollo urbanístico, limitando las construcciones a hoteles, apartamentos y viviendas unifamiliares en una parte de la isla. Sus tres hoteles ofrecen turismo de salud, con tratamientos balnearios y de talasoterapia, y son punto de encuentro de selectos eventos y convenciones. El visitante, sea por unas horas o varios días, se lleva la sensación de haber pasado por un lugar de cierta exclusividad, con un campo de golf de 9 hoyos construido a mediados del siglo pasado, un casino, ambiente refinado y alta presencia de seguridad privada.