Un desequilibrio ecológico provocó que las arañas se apoderasen de Guam

Megahoteles en Tumon. / xhowardlee
Megahoteles en Tumon. / xhowardlee

La isla de Guam, destacamento militar estadounidense y destino predilecto del turismo japonés, alberga una superpoblación de arañas como consecuencia de la desaparición de las aves nativas  predadoras.

Un desequilibrio ecológico provocó que las arañas se apoderasen de Guam

Guam, una isla de 550 kilómetros cuadrados situada en el Pacifico occidental y con una población cercana a los 200.000 habitantes, es un territorio “no incorporado” perteneciente a Estados Unidos, en proceso de descolonización. Es la mayor y la más meridional de las Islas Marianas. Desde que fue descubierta por Magallanes, cuando en 1521 daba la primera vuelta al mundo, perteneció al imperio español hasta que, en el desastre de 1898, tuvo que ser entregada a Estados Unidos.

La economía de Guam se sustenta en la industria del turismo y en los ingresos procedentes de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Es un destino turístico muy popular, especialmente para los turoperadores japoneses Aunque su capital es Agaña, la ciudad de Tumon es el centro turístico por excelencia, con numerosos y grandes hoteles, varios centros comerciales al estilo de Las Vegas, un acuario y  siete campos de golf. Y para los que huyan de bullicio el sur de la isla ofrece un ambiente más relajado, pueblos con encanto, impresionantes cascadas y playas inmaculadas.

Sin embargo también tiene su lado oscuro. En la década de 1940 algunas serpientes arbóreas llegaron de forma accidental a la isla de Guam que, hasta entonces, gozaba de un ecosistema regularmente equilibrado, pero la proliferación de esta invasora provocó uno de los desastres ecológicos más singulares. En pocos años las serpientes diezmaron la mayoría de las aves nativas que se alimentaban de arañas. Con la práctica extinción de las aves insectívoras la población de arañas se multiplicó por 40 y en algunos lugares de la selva de Guam las telas de araña son tan espesas que forman un imponente dosel sobre en la misma.

Un desequilibrio ecológico provocó que las arañas se apoderasen de Guam
Comentarios