Buscar

MUNDIARIO

Descubriendo el Universo: Titán, la luna más parecida a la Tierra primitiva

Titán es la segunda luna más grande del Sistema Solar y los científicos creen que podría albergar vida tal y como la conocemos en la Tierra dentro de muchos años.

Descubriendo el Universo: Titán, la luna más parecida a la Tierra primitiva
Ilustración de cómo se ve Saturno desde Titán.
Ilustración de cómo se ve Saturno desde Titán.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Descubriendo el Universo es una serie exlusiva de MUNDIARIO en el que se exploran los grandes misterios del cosmos y las teorías científicas más acertadas para su explicación guiados por científicos de la talla de Stephen Hawking. En la primera entrega se conocieron las características más importantes de Venus, y ahora llega el turno de Titán, uno de los satétlites naturales del planeta Saturno.

Titán

Titán es la luna más grande de Saturno, el sexto planeta de nuestro sistema, y la segunda más grande del Sistema Solar. Tan sólo Ganímedes, uno de los satétlites de Júpiter, le supera en tamaño.

Recreación de Titán revoloteando los aros de Saturno. / wordpress.com
Titán revoloteando uno de los aros de Saturno.

Titán fue descubierta por el astrónomo holandés Christiaan Huygens, el 25 de marzo de 1655. Huygens fue movido por Galileo Galilei, quien tiempo antes había descubierto cuatro lunas alrededor de Júpiter. El holandes, junto al italiano, fue uno de los pioneros de la hipótesis de que la Tierra no era el centro del Universo, tal y como había enseñado -impuesto- la Iglesia Católica.

Inicialmente se creyó que el planeta de los anillos contaba solamente con siete lunas. Con el paso de los años se han ido descubriendo más y hoy en día se sabe que tiene, cuando menos, 60 satélites girando a su alrededor, la mayoría de los cuales son fragmentos de asteroides que se han estrellado contra el gigante gaseoso. Y uno de esos es precisamente Titán.

Esta luna tarda 15 días y 22 horas en darle una vuelta a Saturno, mismo tiempo que la luna tarda en dar una vuelta sobre sí misma. En otras palabras, un año en Titán dura lo mismo que un día.

Similitudes con la Tierra

Una de las grandes características de esta luna es su parecido con la Tierra. Es el único satélite conocido que cuenta con una atmósfera densa, compuesta mayormente por nitrógeno con una pequeña cantidad de metano. Esa particular combinación ha llevado a los científicos a creer que podría haber sido la misma que la Tierra tuvo en sus primeros siglos de vida, por lo que Titán alberga dentro de sí la misma materia prima que nuestro planeta, lo que significa que podría haber vida en ella. No obstante, las bajas temperaturas y la falta de dióxido de carbono hacen que esta hipótesis sea muy remota.

Pese a eso, esta luna es un activo muy importante para la comunidad científica pues podría ayudarnos a entender mejor los orígenes de la vida como la conocemos en la Tierra.

Imagen real de Titán.
Imagen real de Titán. Nótese como la superficie se ve ligeramente similar a la de la Tierra con manchas azules que suponen aguas como las de un Océano.

Esta luna tiene también el honor de haber sido el lugar más lejano en el que el hombre ha logrado aterrizar uno de sus satélites. El 1 de julio de 2004 la nave Cassini-Huygens llegó a Saturno. El 26 de octubre de 2004 voló en las inmediaciones de la luna y la sonda Huygens se separo de su acompañante y llegó a Titán el 14 de enero de 2005. La gran novedad fue una fotografía de la superficie del lugar enviada por la sonda y que mostró, para algarabía de la comunidad científica, ¡que en Titán también llueve!.

Imágenes de Titán. / tendencias21.com
Fotos reales de la superficie de Titán enviadas por la sonda Huygens.

La sonda descubrió lechos de ríos secos -indicios de que en algún momento hubo líquidos- en la superficie. Más adelante, las imágenes enviadas por Cassini descubrieron restos de hidrocarburo.  

Vida a largo plazo

Si bien como se comentó hoy por hoy es imposible que esta luna sea hogar de cualquier creatura, a largo plazo se calcula que podría serlo. Es decir, dentro de miles de millones de años cuando el Sol esté en su etapa final -cuando sea una gigante roja- puede que en Titán haya suficiente calor como para que se creen organismos y haya vida tal y como la conocemos en la tierra. @hmorales_gt