Desciende la natalidad en España: tendencia a la baja marca un hito histórico

Una mujer con un bebé en brazos. / Pixabay
Una mujer con un bebé en brazos. / Pixabay
Esta disminución se suma a un descenso en el número de fallecimientos, aunque el país registra un saldo vegetativo negativo por séptimo año consecutivo.
Desciende la natalidad en España: tendencia a la baja marca un hito histórico

Los últimos datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman una realidad preocupante: el número de nacimientos en España sigue disminuyendo, alcanzando un mínimo histórico en 2023. Con 322.075 nacimientos registrados, se consolida una tendencia a la baja que se ha mantenido durante años, marcando así el quinto año consecutivo de descenso. Estas cifras, comparadas con datos de la última década, muestran una caída del 24,4% desde 2014, reflejando un cambio significativo en la demografía española.

Los demógrafos señalan dos factores principales detrás de esta tendencia. Por un lado, la inercia demográfica debido a generaciones menos numerosas en edad fértil; por otro, el retraso en la decisión de tener descendencia y la disminución en el número de hijos por pareja. Esta situación se ve reflejada en el aumento de la edad promedio de la maternidad, que en 2022 alcanzó los 31,6 años.

Sin embargo, el descenso en el número de nacimientos no es el único dato relevante. También se registra una disminución en el número de fallecimientos, que descendió un 5,8% en comparación con el año anterior, situándose en 435.331. A pesar de esto, España continúa experimentando un saldo vegetativo negativo, con más defunciones que nacimientos por séptimo año consecutivo, lo que representa una diferencia de 113.256 personas.

Conciliación laboral y familiar

Este fenómeno tiene importantes implicaciones para el futuro demográfico del país. Con una fecundidad cada vez más baja y un retraso en la edad de maternidad, se prevé que la población española continúe envejeciendo y que la brecha entre el número de nacimientos deseados y el número real siga ampliándose.

Los expertos subrayan la necesidad de políticas que fomenten la conciliación laboral y familiar, así como el acceso a servicios de cuidado infantil de calidad, para facilitar la decisión de tener hijos. Además, se destaca la importancia de concienciar sobre la importancia de la maternidad y la paternidad en la sociedad actual, así como de proporcionar apoyo económico y social a las familias.

En resumen, el descenso en el número de nacimientos en España no solo refleja una realidad demográfica preocupante, sino que también plantea importantes desafíos para el futuro del país en términos económicos, sociales y culturales. @mundiario

Comentarios