Un derrumbe de un edificio en Palma deja al menos cuatro muertos y 27 heridos

Rescate del derrumbe en Palma de Mallorca, Baleares. / RR.SS
Rescate del derrumbe en Palma de Mallorca, Baleares. / RR.SS
Los servicios de emergencias de Mallorca buscan a varias personas que se han quedado atrapadas después de que se viniera abajo la terraza acristalada de un bar de copas.
Un derrumbe de un edificio en Palma deja al menos cuatro muertos y 27 heridos

Al menos cuatro personas han fallecido y unas 27 han resultado heridas de diversa consideración tras el derrumbe de la terraza acristalada de un bar de copas en Palma, capital de Mallorca. El incidente, ocurrido en la noche de este jueves, ha dejado atrapados a varios clientes del local, según han confirmado fuentes de la Policía Local de Palma.

El siniestro tuvo lugar en el primer piso de un edificio donde se encuentra el Medusa Beach Club, situado en la calle Cartago, en la primera línea de la zona turística de Playa de Palma. La terraza acristalada del primer piso se desplomó, arrastrando consigo la planta baja y hundiéndose hasta el sótano del inmueble por su propio peso. El colapso ha dejado atrapados a numerosos clientes y ha provocado una situación de emergencia.

A las 23:00 horas, los servicios de emergencia y bomberos de Palma iniciaron los trabajos de rescate para localizar a posibles supervivientes bajo los escombros. Equipos de bomberos y las policías nacional y local utilizan un dron para sobrevolar la zona y facilitar las labores de búsqueda. La policía local ha pedido a los curiosos y paseantes que mantengan silencio absoluto para permitir a los rescatistas escuchar posibles voces de personas atrapadas.

Decenas de turistas que paseaban por el lugar se han congregado tras el cordón policial que rodea la zona de ocio, ansiosos por obtener noticias. El alcalde de Palma, Jaime Martínez, se ha desplazado al lugar del incidente para supervisar las labores de rescate y apoyar a los servicios de emergencia.

Labores de rescate

Fuentes de la Policía Local han expresado su preocupación por la posibilidad de que aumente el número de víctimas mortales. Poco antes de las 22:00 horas, los equipos de rescate lograron sacar a un joven con un brazo roto que había quedado atrapado en una cavidad, una noticia que fue recibida con alivio por los familiares de los afectados presentes en el lugar.

Raúl Pursnami, propietario de una tienda de moda adyacente al local siniestrado, describió el momento del derrumbe: “salía del local y se ha caído todo entero, es una pena; teóricamente cada año se tiene que hacer una inspección. Estamos tocados. No puedo hablar, eran mis vecinos”. Pursnami explicó a I que el derrumbe ocurrió muy rápido mientras la gente estaba comiendo y otros, bailando.

Las autoridades han iniciado una investigación para determinar las causas exactas del derrumbe. La obligatoriedad de inspecciones anuales del edificio será un punto crucial en la investigación, dado que testigos como Pursnami han mencionado que se suponía que dichas inspecciones deberían haberse realizado. @mundiario

Comentarios