Definir la sexualidad y elegir la pareja: nuevas prioridades de la salud global

Salud sexual. RR SS
Salud sexual. / RR SS

Un grupo de investigadores ha presentado un extenso trabajo que presenta los elementos claves que deberían ser incluidos en la agenda de salud global moderna.

Definir la sexualidad y elegir la pareja: nuevas prioridades de la salud global

La salud va mucho más allá de la cura y la prevención de las enfermedades. Así lo ha dejado claro una nueva comisión de la revista The Lancet centrada en los Derechos Sexuales y Reproductivos, que ha querido dar luz sobre la necesidad de modificar la agenda de salud global actual. Definir la sexualidad, atender con calidad el aborto y elegir a la pareja también deben estar dentro de nuestras prioridades.

El análisis, desarrollado por el Instituto Guttmacher, Nueva York, EE UU, ha presentado sus poderosas conclusiones luego de un intenso trabajo de dos años. La cuestión es sencilla: el derecho a controlar el propio cuerpo, la planificación familiar y recibir servicios confidenciales y de calidad también deben considerarse dentro de ese amplio universo llamado salud.

Hasta ahora, los estándares internacionales no han incluido ninguna de estas cuestiones en la definición. De hecho, las iniciativas se habían centrado típicamente en la anticoncepción, la salud materna y neonatal y el VIH/sida. En este punto vale la pena destacar que nuchos países han logrado avances notables en estas áreas, aunque los procesos igualitarios, con cobertura y calidad continúan siendo una asignatura pendiente. En esa línea, los investigadores han dejado claro que esto puede –y debe- estar a punto de cambiar.

El informe, firmado por una comisión compuesta por 16 expertos de África, Asia, Europa, Medio Oriente, América del Norte y América Latina, asegura que los derechos sociales antedichos deben ser tomados en serio por los organismos de salud mundial, ya que no solo medidas salvan vidas, sino que también promueven la igualdad y aumentan los ingresos familiares.

“Las brechas en la salud y los derechos sexuales y reproductivos en todo el mundo afectan enormemente a las comunidades y las economías. No debemos seguir tolerando este problema”, ha explicado el copresidente de la Comisión y exdirector ejecutivo del Centro de Investigación de la Población y Salud de África, Alex Ezeh. “Es hora de eliminar estas desigualdades con un enfoque integral que no pase por alto componentes críticos como el acceso al aborto legal y seguro, la prevención del cáncer de los órganos reproductivos o el tratamiento de la infertilidad”, concluye. @mundiario

Definir la sexualidad y elegir la pareja: nuevas prioridades de la salud global
Comentarios