Buscar

MUNDIARIO

El Defensor del Pueblo pide autorizaciones para inmigrantes que puedan trabajar en el campo

El Defensor mantiene que "la legislación actual permite ofrecer permisos de trabajo a ciudadanos que se encuentran en situación regular en España". 
El Defensor del Pueblo pide autorizaciones para inmigrantes que puedan trabajar en el campo
El defensor del Pueblo español, Francisco Fernández Marugán / lanuevaespana.com
El defensor del Pueblo español, Francisco Fernández Marugán / lanuevaespana.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La política social del Gobierno hacia la comunidad inmigrante en medio de la pandemia de coronavirus se enfoca ahora en la utilidad que tiene el sector agrario con mano de obra extranjera en los campos españoles.

Es por ello que el Defensor del Pueblo ha pedido al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la concesión de autorizaciones de trabajo para ciertos colectivos de extranjeros que podrían incorporarse al mercado laboral para paliar, de manera urgente, la falta de mano de obra en algunos sectores especialmente castigados por la crisis causada por el coronavirus.

De esta forma, España abre la puerta a que entre mano de obra migrante para aliviar las cargas de trabajo en la población española y se pueda cumplir con las medidas de confinamiento en tanto que los inmigrantes mantienen activo el sector, que es esencial para la distribución alimentaria del país. 

Francisco Fernández-Marugán, defensor del Pueblo, se refiere específicamente al sector agrícola, al cuidado de personas mayores y al sanitario, que ahora direcciona la oferta de trabajo hacia una población que busca regularización y estabilidad socioeconómica, razón por la cual se ha destinado esta política hacia la comunidad migrante. 

El Defensor mantiene que "la legislación actual permite ofrecer permisos de trabajo a ciudadanos que se encuentran en situación regular en España, pero que no pueden ser contratados porque no tienen, por diversas circunstancias, una autorización de trabajo que se lo permita".

Es el caso de solicitantes de asilo que llevan menos de seis meses en España y no se ha tramitado aún su permiso de trabajo o el de jóvenes inmigrantes que fueron tutelados por la Administración y que ahora, tras cumplir 18 años, tienen una autorización de residencia pero no de trabajo, según un comunicado emitido por la Defensoría del Pueblo. 

“El Reglamento de extranjería dispone que, en caso de que circunstancias de naturaleza económica, social o laboral lo aconsejen, el Consejo de Ministros podrá dictar instrucciones para la concesión de autorizaciones de residencia temporal o trabajo”, afirma Fernández Marugán. @mundiario