¿A qué se debe el retroceso del español en el sistema educativo marroquí?

Centro de Tetuán, en Marruecos. / tetuan.es
Centro de Tetuán, en Marruecos. / tetuan.es

Es un problema cuyos motivos no son claros, pues mientras algunos lo asocian con la supremacía económica del inglés, otros lo atribuyen a un exceso en el número de los profesores del español. 

¿A qué se debe el retroceso del español en el sistema educativo marroquí?

Es un problema cuyos motivos no son claros, pues mientras algunos lo asocian con la supremacía económica del inglés, otros lo atribuyen a un exceso en el número de los profesores del español. 

Algunos estudiantes marroquíes licenciados en Estudios Hispánicos han manifestado su disgusto y preocupación por el decreciente valor del español como segunda lengua extranjera en el sistema educativo marroquí, y han visto, una vez más, como el inglés y el francés encabezan la lista de las especialidades que más puestos de trabajo vacantes proporciona a los candidatos de estas dos lenguas.

Se trata de una decisión tomada por el Ministerio de Educación marroquí, que es el que publica las convocatorias, determina los criterios de selección, y fija las especialidades en las que se va a examinar, así como el número de puestos de trabajo disponibles según la región a la que pertenecen los candidatos. Y en la presente convocatoria dicho Ministerio ha decidido, como lo hizo el año pasado, eliminar por segunda vez el español de los Centros Regionales en Materia de Educación y Formación (CRMEF).

Si bien es cierto que el español no fue introducido en dichos centros a lo largo de dos años consecutivos (en las convocatorias de 2013 y 2014), no es menos cierto que la inclusión de dicha lengua en la convocatoria de 2012, no contó con la participación de los estudiantes del último año universitario, limitándose únicamente a los estudiantes licenciados desde hace un año o más, o a los que cursaban una carrera del máster o que la habían acabado, debido a que los estudiantes del último año universitario (semestre 6) estaban todavía pasando los exámenes y tenían pendiente un Proyecto de Fin de Carrera cuya defensa aún no se había fijado. Yo formaba parte de este grupo de estudiantes, e intenté por todos los medios encontrar algún remedio para poder inscribirme en esta convocatoria. No obstante, el diploma de la licenciatura o su equivalente (un documento que constata que hemos acabado nuestra carrera universitaria y que el diploma original está en fase de elaboración) no se podía hacer sin haber esperado los resultados de S6. El plazo de inscripción se había fijado entre el 2 y 22 de junio de 2012, y nosotros durante todo este tiempo estábamos enfrascados en la realización de los exámenes, pero también en la preparación del Proyecto de Fin de Carrera (para ver esta convocatoria, pinche en este enlace: http://alwadifa-maroc.com/offre/show/id/714 )

En la convocatoria de 2013 encontramos una ausencia total del español frente a una presencia aplastante del inglés y el francés con 400 puestos vacantes en la secundaria cualificante para ambas lenguas (para ver esta convocatoria, pinche en este enlace: http://alwadifa-maroc.com/offre/show/id/3041 )

En la convocatoria de 2014, se elimina de nuevo el español y se realza la tendencia anteriormente señalada, con mayor presencia del francés con 435 puestos vacantes y otros 400 para el inglés. (para ver esta convocatoria, pinche en el siguiente enlace: http://alwadifa-maroc.com/offre/show/id/4797 )

Así las cosas, observamos que el español está conociendo un serio retroceso en la enseñanza marroquí, un retroceso que la crisis española no hizo sino aumentar, pues es de destacar que la lengua, aunque no debe concebirse como instrumento de supremacía económica, está íntimamente relacionada con la economía del país o de los países a los que pertenece. La lengua no se puede despojar de esta visión materialista en el marco del sistema capitalista reinante, donde lo financiero y rentable cobra mayor importancia y prima sobre cualquier otra consideración cultural. También, es de señalar que se ha dado el caso de profesores del español que han acabado ocupando cargos administrativos en los colegios donde enseñan, a raíz de un creciente exceso en el número del profesorado de dicho idioma, por lo cual este factor puede constituir también uno de los motivos que quizá hayan llevado al Ministerio a eliminar el español de la convocatoria de este año.

Los motivos no están del todo claros, dada la complejidad de la cuestión y las respuestas poco claras que algunos altos funcionarios del Gobierno marroquí han dado a los cinco representantes de los estudiantes de la licencia profesional de Tetuán, en un encuentro que tuvo lugar en la Escuela Superior del Profesorado de Rabat en el 14 de junio de 2014.

En paralelo a la iniciativa de estos cinco representantes de investigar  acerca de los motivos de la eliminación del español de la actual convocatoria, pero también de hacer llegar nuestra voz a los responsables en el Ministerio de Educación, algunos estudiantes del español, para incentivar la presencia de esta lengua en la enseñanza marroquí y de organizar unas posibles medidas de actuación más tarde, han puesto en marcha la creación de algunos grupos en el Facebook encaminados a intercambiar información y a comunicar a cualquier hispanista los proyectos o medidas que pretenden plantear en el futuro, a efectos de constituir un grupo bien coordenado y capaz de expresar a la opinión pública el sentir y las reivindicaciones de unos estudiantes que llevan tres años esperando ansiosamente la llegada de una prueba en el español para acceder a los Centros Regionales en Materia de Educación y Formación (CRMEF).

En el marco de la décima Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Marruecos celebrada en Rabat en 2012 entre los jefes de Estado de ambos países, ambas Partes Contratantes firmaron una serie de tratados, entre los que destaca el Convenio de asociación estratégica en materia de desarrollo y de cooperación cultural, educativa y deportiva, por medio del cual ambos Estados se comprometen a fomentar la presencia de sus respectivas lenguas en el territorio de la otra Parte, intercambiar la documentación y el material didáctico y pedagógico, conceder becas a los estudiantes marroquíes, fomentar la investigación científica, celebrar actividades culturales, enseñar la lengua, historia y civilización árabes a los alumnos marroquíes de España y a los alumnos españoles interesados, y la lengua, historia y civilización españolas a los alumnos marroquíes, etc. Pero la novedad más importante que aquí nos ocupa, es la que establece el Artículo 13 de dicho Convenio en el que se estipula que “las Partes cooperarán a través de programas de cooperación que decidan desarrollar en aplicación del presente Convenio, en apoyo de la decisión del Gobierno del Reino de Marruecos, para que se ofrezca la lengua española como asignatura optativa para los alumnos de los centros de enseñanza primaria y secundaria en las regiones de Marruecos en que más se practica, así como para su extensión progresiva a todo el sistema educativo marroquí”. (Véase a este respecto Boletín Oficial del Estado: Artículo 13, núm. 182, miércoles 31 de julio de 2013. Disponible en: https://www.boe.es/boe/dias/2013/07/31/pdfs/BOE-A-2013-8379.pdf)

Tal y como lo corroboran los hechos, observamos que lo convenido en dicho artículo no ha dado todavía sus frutos desde 2012, año en que fue firmado el Convenio. Quizá habrá que esperar la entrada en vigor de este último para que se lleve a la práctica lo estipulado en el mismo.

 

¿A qué se debe el retroceso del español en el sistema educativo marroquí?
Comentarios