Buscar

MUNDIARIO

El tabaco es la primera causa de muerte evitable en España, según Sanidad

Cada año, a causa del tabaco, mueren unas 60.000 personas, 1.500 de ellas son fumadores pasivos. Sanidad insiste: el tabaco es la primera causa de muerte evitable en España.

El tabaco es la primera causa de muerte evitable en España, según Sanidad
La Organización Mundial de la Salud define el tabaquismo como una enfermedad adictiva y crónica.
La Organización Mundial de la Salud define el tabaquismo como una enfermedad adictiva y crónica.

Firma

Ana Prieto

Ana Prieto

La autora, ANA PRIETO, farmacéutica comunitaria, es colaboradora de MUNDIARIO desde su fundación en 2013. Diputada del PSOE por Lugo, fue concejala de Economía, Empleo y Desarrollo Económico y primera teniente de Alcalde de Lugo. Es también secretaria de Estudios y Programas del PSdeG-PSOE. @mundiario

Salus populi suprema est lex. La salud del pueblo es la ley suprema.

Cícero, Italia, 106–43 antes de la Era Cristiana

 

Es conocido por todos que la Organización Mundial de la Salud define el tabaquismo como una enfermedad adictiva y crónica. Esta adicción o dependencia es causada por la elevada capacidad adictiva de la nicotina, alcaloide tóxico que se encuentra en el tabaco.

Esta enfermedad presenta una elevada morbilidad y una elevada mortalidad, siendo la mayor causa de  muerte prematura en España, unas 140 personas al día.

Cada año en nuestro país a causa del tabaco mueren unas 60.000 personas y 1.500 de ellas son fumadores pasivos. Y según datos de Sanidad, el tabaco es la primera causa de muerte evitable en España.

El hábito de fumar es el responsable de que cada  6 segundos, alguien muere en algún lugar del mundo a causa del consumo de tabaco y si no se controla, se prevé que el consumo de tabaco causará la muerte de más de 8 millones de personas cada año en nuestro planeta hasta el año  2030, perdiéndose por su causa más de mil millones de vidas en este siglo, millones de muertes que son evitables, según se recoge en “El atlas del tabaco”, en su cuarta edición

http://www.tobaccoatlas.org/ publicada por la Sociedad Americana del Cáncer

http://www.cancer.org/ 

Con el objetivo de evitar estas muertes y enfermedades prematuras asociadas al tabaquismo, el 31 de diciembre de 2010 se publicó en España la ley antitabaco

http://www.boe.es/boe/dias/2010/12/31/pdfs/BOE-A-2010-20138.pdf , que prohíbe fumar en “lugares accesibles al público en general o lugares de uso colectivo, con independencia de su titularidad pública o privada”, protegiendo esta normativa a las personas, del humo del tabaco.

Gracias a esta ley, que entró en vigor el 2 de enero de 2011, se está consiguiendo una importante mejora de la salud pública, y a día de hoy está respaldada por los ciudadanos ya que cuenta con su  apoyo mayoritario.

Según los últimos datos correspondientes al año 2011 que han sido facilitados por las comunidades autónomas, en los últimos 3 años en nuestro país, se ha reducido el número de fumadores en casi 1 millón de personas.

Es muy saludable dejar de fumar, ya que el abandono del hábito tabáquico  mejora la calidad de vida, ganando nuestra salud en general y produciéndose un aumento de la esperanza de vida al reducir de manera muy importante por ejemplo, el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Pero también al dejar de fumar, se deja de perjudicar a los “fumadores pasivos”, ya que el aire contaminado del humo del tabaco daña la salud de los que lo respiran de manera involuntaria, aunque no sean fumadores.

Para los gobiernos, las administraciones sanitarias y para los profesionales sanitarios, que conocemos los efectos perjudiciales del tabaquismo es nuestra responsabilidad advertir acerca de los peligros del tabaco, concienciar a la población de los riesgos que para la salud implica el consumo de tabaco,  y ofrecer  nuestros conocimientos para ayudar al abandono del hábito de fumar.

Según se recoge en la cuarta edición de El atlas del tabaco http://www.tobaccoatlas.org/uploads/Images/PDFs/TA4Spanish.pdf  “en septiembre de 2011, la ONU celebró una reunión de alto  nivel sin precedentes sobre la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles, con el claro reconocimiento de que la lucha contra el consumo de tabaco es fundamental para alcanzar el éxito. Los países estuvieron de acuerdo en que la lucha contra las enfermedades no transmisibles jamás se podrá ganar a menos que tengamos éxito en la reducción del consumo de tabaco (el único factor de riesgo común entre las cuatro principales enfermedades crónicas: cáncer, enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar crónica y diabetes). La declaración política resultante de la reunión de alto nivel insta a los líderes de gobierno a reconocer que el daño económico causado por el consumo de tabaco es insostenible, y a implementar intervenciones efectivas para el control del tabaco compatibles con el  Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco CMCT de la OMS”

Por todo esto me sorprenden y no entiendo las recientes declaraciones de un consejero de Sanidad, el de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, que según recoge Europa Press http://www.europapress.es/madrid/noticia-lasquetty-cree-puede-establecer-posibilidad-fumar-determinadas-areas-casinos-20130817104925.html  ha dicho que “el Gobierno regional quiere que la legislación, tal y como está concebida ahora, no perjudique el desarrollo de un proyecto como Eurovegas, que generará la creación de miles de puestos de trabajo”. Considera el consejero que “es posible permitir es consumo de tabaco en áreas determinadas de casinos, si  cuentan con medidas necesarias para no afectar al resto de personas”

Suscribo sin embargo todas y cada una de  las palabras de Margaret Chan, directora general de la  Organización Mundial de la Salud:  “Me gustaría ver un mundo unido que ya no acepte los efectos perjudiciales del tabaco en la salud y la economía, y que reconozca que el control del tabaco y la total implementación del CMCT de la OMS son positivos para la salud y la economía de naciones”

Es posible salvar miles de vidas, se sabe cómo detener esta epidemia mortal.