Los cinco datos curiosos de hoy: las cinco escenas de sexo más ridículas

Clive Owen y Monica Bellucci en Shoot Them Up. / lashorasperdidas.com
Clive Owen y Monica Bellucci en Shoot Them Up. / lashorasperdidas.com

El sexo entre personajes en un recurso muy utilizado por los directores, pero hay algunas que son de mal gusto, ridículas o hilarantes. MUNDIARIO presenta las cinco peores de todas.

Los cinco datos curiosos de hoy: las cinco escenas de sexo más ridículas

Las escenas de sexo son usualmente las más llamativas en las películas cuya trama las permite. Ya que tienden a alimentar la curiosidad de los espectadores, ya sea por los actores que la protagonizan o por pura naturaleza, este tipo de tomas pueden pasar a la historia si se hacen con cierta sutileza, como las de Sharon Stone y Michael Douglas en Bajos Instintos. Sin embargo, hay otras que sencillamente no sólo no levantan pasiones, sino que están en algún punto medio entre lo ridículo y el pésimo gusto. A continuación, cinco de las peores escenas de sexo de la historia.

1- Monica Belluci y Clive Owen - Shoot Them Up! (2007)

Ninguno de los personajes puede resistir a la tentación y terminan juntos en la cama. En pleno pecado de amor a unos impertinentes se les ocurre irrumpir en el lugar a balazos, pero ni eso les impediría Owen y Belluci continuar en sus amores. El resultado es una escena difícil de justificar.

2- Lea Thompson - Howard the Duck (1986)

Lea Thompson se mete en la cama para entregarse a su amante. Estando ahí, parece que su mente le recuerda que aquél es un pato. Spoiler alert: la escena termina con un beso en el pico. Literalmente. 

3- Elizabeth Berkley - Showgirls (1995)

La actriz quería demostrar que ya no era la niña que actuó en Salvados por la campana. Cuando le llegó su primera gran oportunidad, la tomó sin dudarlo. En Showgirl tuvo que hacer una escena de sexo en una piscina con Kyle MacLachian. Pues para no hacerles larga la historia, en plena pasión Berkley no encuentra mejor manera de darle placer a su pareja que tirarse de espaldas en el agua y empezar a saltar ante la atónita mirada del pobre Kyle, quien seguramente no tenía ni la más mínima idea de qué estaba haciendo Elizabeth. Ríanse un poco y adelanten el vídeo al 2:55. Es probablemente la peor de las cinco.

4- Patrick Wilson Malin Akerman Watchmen (2009)

Cursi. Demasiado cursi. Los dos personajes deciden amarse mientras al fondo suena la canción Hallelujah de Leonard Cohen. La combinación de la actuación con la música la hacen de todo menos romántica y apasionada. Como menos, hilarante y, sencillamente, ridícula.

5- Heather Lockiear - The return of the swamp thing (1989)

Tenemos que ser justos. Es decir, ¿qué se puede esperar de una película con semejante nombre (el retorno de la cosa del pantano)? Lo chistoso de esto es que el director planeó un escenario y una ambientación musical romántica para la escena de sexo. Sí, claro, como si eso pudiera hacer olvidar a los espectadores que se trata de una mujer teniendo sexo con un monstruo de muy, muy mal gusto. Ojo a la provocativa conversación: 

- Soy una planta

- Y yo soy vegetariana.

Sí, a esta gente no se le escapó nada.

Los cinco datos curiosos de hoy: las cinco escenas de sexo más ridículas
Comentarios