Cuando los sentimientos del alma y del corazón dominan sin dudar a la razón

El horizonte del alma y del corazón
El horizonte del alma y del corazón.

Los sables, estaban ya retirados, ya no se defendían y el corazón y su alma buscaban solamente el perdón y el olvido del paso lento de sus amargos días.

Cuando los sentimientos del alma y del corazón dominan sin dudar a la razón

El alma buscó un sosiego

en un camino de espinas

los versos no eras suficientes

las palabras eran escasas.

No encontraba consuelo,

el corazón dolido lloraba y lloraba,

se lamentaba

y las horas estaban ya acabadas.

Los minutos eran muy largos,

el tiempo no pasaba

y el alma, de sus recuerdos no se olvidaba, ya se clavaban

y el lamento no tenía en su huida alas.

Buscó tregua en el olvido de su memoria,

mas su conciencia recordaba

y el corazón siempre dominaba al pensamiento

que tanto buscaba su perdón en las batallas.

El alma, encontraba siempre castigo

y el lamento seguía en su ser,

no encontraba consuelo ya,

ni en su misericordia de sus propias espadas.

Los sables, estaban ya retirados,

ya no se defendían

y el corazón y su alma buscaban solamente

el perdón y el olvido del paso lento de sus amargos días.

Cuando los sentimientos del alma y del corazón dominan sin dudar a la razón
Comentarios