Cuando tres príncipes enamorados compiten por la misma amada

Las mil y una noches. / roland557.com
Las mil y una noches. / roland557.com

En síntesis, el relato perteneciente a Las mil y una noches es un signo semiótico no muy complejo morfosintácticamente hablando y de papeles temáticos y actanciales  fáciles de determinar.

Cuando tres príncipes enamorados compiten por la misma amada

Nos referimos aquí a un cuento incluido en el tan famoso libro de cuentos en la cultura árabe clásica que es: «Las mil y una noches» de un escritor anónimo. Dicho cuento lleva como título «La princesa Nurennahar y la bella gennia».  El narrador es feminino, no es más que Chahrazād que está complaciendo al rey psicópata Chahrayār al ser objeto de traición de la parte de su mujer que ‘le puso los cuernos’. Volviendo al cuento, vamos a detenernos en la primera parte contada en dos noches cuando los príncipes acertaron, los tres, en la prueba ideada por su padre el  Sultán, con la finalidad de decidir  anunciar a la princesa  Nurennahar a quien la merece de entre sus tres hijos. Como sabemos, les va a someter a una segunda prueba de la que saldrá victorioso el príncipe Hassān y se casará, entonces, con dicha princesa.

  Nos interesa someter esta primera parte de este cuento a un análisis desde el punto de vista de la semiótica textual tal como la ve Algirdas Julien Greimas.

Introducción 

  El análisis semiótico textual, a diferencia del análisis frástico, se caracteriza  por su aspiración a llegar a determinar el recorrido de la significación en un discurso determinado. Para ello distinngue en todo texto 2 niveles de análisis: Uno es superficial centrado en los dos constituyentes fundamentales de todo texto, el componente narrativo y el discursivo, y otro profundo que analiza  la red de  relaciones que organizan los valores de sentido y el sistema de operaciones que regula el paso de un valor  a otro.

 Al texto presente, que pertenece,  como hemos dicho, a Las mil y una noches, aplicaremos algunos de los pasos del análisis semiótico, a saber: El PN básico, el antipograma, la competencia y finalmente estudiaremos los principales papeles temáticos y actanciales de sus actores.

 Desarrollo 

 PN de base: En la parte del  relato sacado de la obra cuentística  Las mil y una noches, ninguno de los tres hermanos protagonistas Husseín (S1), Ali (S2) y Hassān (S3) llega a casarse con la princesa Nurennahar (O), lo que implica narrativamente el quedarse en un estado de disyunción con el objecto de deseo para los tres sujetos principales:

            Estado1 : S1U O

Transf : S1 c]  (S1 U D) ’ (S1 U D)[

            Estado1 : S1U O

Lo mismo pasa con S2 y S3

 Pra los tres hermanos no es asunto sencillo la obtención de su objeto de deseo, sino por el contrario, uno asiste a toda una competición en la que los tres sujetos (S1) Husseín, (S2) Ali y (S3) Hassān compiten por el mismo objeto (casarse con Nurennahar).

 El antiprograma : Los programas S1 S2 y S3 son, al mismo tiempo, programas principales y  antiprogramas. Pues, en este sentido, cada uno de los tres hermanos ha  hecho del casamiento con la princesa Nurennahar su objeto de deseo. Tenemos así  tres sujetos compitiendo por el mismo objeto en tres programas narrativos articulados por el mismo elemento que hace a uno antagónico del otro: La conjunción final en uno debería implicar la no conjunción o disyunción en el otro :

PN1 ’’’ de S1 ’es: ]S1 U O N S2 N O N S3)  y queda fijo: ’ (S1 N O U S2 U O U S3)[

PN2  de S2 es: ’ ]S2 U O N S1 N O N S3)  y queda fijo:’ (S2 N O U S1 U O U S3)[

PN3 de S3 es: ’ ]S3 U O N S1 N O N S2) ’ y queda fijo: (S3 N O U S1 U O U S2)[

 La confrontación de  PN1, PN2 y PN3 : El heho de que tres sujetos orienten su deseo hacia un mismo objeto los pone, de hecho, en situación  de adversarios, lo que obliga a acordar una disputa entre dichos sujetos que el relato expone narrativamente como una secuencia de una sola función:

Competición S1 1 S21  S3. En esta competición el relato no señala cualidades que hacen que un sujeto supere al otro. Entonces, han de intervenir unos ayudantes para que un sujeto de estos tres supere a los otros dos: Husseín (S1) va a tener como ayudante a una alfombra ; Ali (S2) va a tener como ayudante a un tubo de marfil; mientras que Hassān (S3) va a tener como ayudante a una manzana  artificial. Sin embargo, ninguno de estos tres ayudantes de dichos tres sujetos logra hacer superar un sujeto a los demás, lo que impide, en este relato, el paso de un estado de disyunción a otro de conjunción para los tres programas.

La competencia:

 (S1) Hussein : En este relato la adquisición de la competencia comienza por el querer. Husseín, enamorado de Nurennahar, Quiere casarse con ella. Esta es la primera competencia capaz de promover el resto del relato. Este enamoramiento encierra un programa modal en el que el sujeto adquiere el querer casarse con la princesa, un querer suficiente para hacer del sujeto un sujeto virtual del saber; porque  el querer casarse con Nurennahar desencadena, a su vez, otro programa modal inmediato: Husseín supo qué hacer para llegar al objeto y salió en búsqueda de la cosa más extraordinaria y extraña. La secuencia narrativa es, entonces, la siguiente:

(S1 U O(querer)) ’(S1 ∩ O (querer))[

El sujeto operador de esta transformación es S1 (Husseín) ya que en virtud de su enamoramiento de la princesa la adquisición de  este querer se ve como un hacer reflexivo:

S1 c ] (S1 U O(querer)) ’(S1 ∩ O (querer))[

 S1 adquiere el saber. El sujeto operador de esta transformación es el Sultán ya que gracias a su intervención proponiendo la solución (S1) Husseín sabe cómo lograr su deseo:

S1 (Sultán) c ] (S1 U O(saber)) ’(S1 ∩ O (saber))[

 Así  instaurado el sujeto del saber, el relato inicia su desarrollo con autonomía.

(S2 Ali: Para S2 la situación es la misma que S1. El querer precede, como en el caso de Husseín, y rige el saber:

S2 c ] (S2 U O(querer)) ’(S2 ∩ O (querer))[

S2 (Sultán) c ] (S2 U O(saber)) ’(S2 ∩O (saber))[

 (S3) Hassān: Para S3 la situación es la misma que S1 y S2. Pues, el querer precede, como en el caso de Husseín y Ali, y rige el saber :

S3 c ] (S3 U O(querer)) ’(S3 ∩ O (querer))[

S3 (Sultán)  c ] (S3 U O(saber)) ’(S3 ∩O (saber))[                            

 La adquisición de la competencia no se reduce a la instauración de los sujetos virtuales S1, S2 y S3, sino que se prolonga a lo largo del relato con la adquisición de los diferentes poderes que van incorporando los sujetos para lograr la conjunción final. La transformación general de los tres programas que son, al mismo tiempo, principales y paralelos está  modalizada por la adquisición o no de determinadas competencias que hacen posible la actuación continuada que exige dicha tramsformación. El encontrar cosas extraordinarias y extrañas supone la adquisición del poder para cada uno de los tres hermanos y que permite a cada uno de ellos superar a los otros dos. Pero, estas cosas extrañas a causa de su igualdad funcionan como obstáculo que impide realizar la actuación (performance) principal para cada sujeto de los tres. En definitiva, es en realidad un ‘no poder’ lo que dichas cosas atribuyen a dichos sujetos:

 E1: S1 U O(poder)

       Transf c ] (S4 (alfombra) U O(poder)) ’(S1 ∩ O (poder))[

E2: E1 ∩ O (poder)

E1: S2 U O (poder)

       Transf c S4 (tubo de marfil)  ] (S2 U O(poder)) ’(S2 ∩ O (poder))[

E2: S2 ∩ O (poder)

E1: S3 U O (poder)

       Transf c S4 manzana artificial) ] (S3 U O(poder)) ’(S3 ∩ O (poder))[

E2: S3 ∩ O (poder)

 La representación negativa del objeto modal ‘poder’ señala la naturaleza, también, negativa de los tres ayudantes: La alfombra, el tubo y la manzana llevan a la igualdad de los tres sujetos, y por consiguiente, el no llegar a un estado de conjunción.

 Los papeles temáticos y actanciales: La competencia instaura en el relato una gran variedad de papeles. Primero, constatamos una diversidad de tipos de sujetos: Sujetos virtuales o sujetos instaurados; sujetos calificados o descalifocados; un sujeto y un anti-sujeto del saber y un sujeto del no poder, junto con los papeles del ayudante y del oponente así como los del destinador y del destinatario.

 La escasa complejidad narrativa  de la parte del relato que analizamos permite observar la estructura actancial con facilidad; del mismo modo resulta clara la relación entre los papeles actanciales y los actores que los asumen. Los tres hermanos son los actores que desempeñan los papeles de sujeto de estado y sujeto operador en la actuación principal. Los mismos actores desempeñan los papeles de anti-sujeto en el programa paralelo o antiprograma.

 La alfombra, el tubo de marfil y la manzana resultan ser ayudantes pero, al mismo tiempe, oponentes puesto que la igualdad de dichos ayudantes impide lograr el objeto de deseo para los tres hermanos. Son también destinadores del no poder a esto últimos:

                                                 1- Anti – sujeto

                                               2-  Sujeto virtual

Los tres hermanos:                    3 - sujeto de estado (performance principal)

                                                 4 -Sujeto operador

                                                5 -  Destinatario

                                                                          1- Ayudante

La alfombra, el tubo y la manzana:                   2- destinador ]poder[

                                                                           3- Oponente

 

 Los actores no solamente se encargan de realizar discursivamente los papeles actanciales sino que además cumplen la función de soportar las diversas cargas semánticas o papeles temáticos. El papel temático, como en el teatro, es una categoría del plano del contenido constituida por un conjunto de calificaciones, de atributos y de comportamientos referido a un o a varios actores. En el relato aparecen manifestados los siguientes papeles temáticos:

- El actor hermanos soporta los papeles temáticos que corresponden a su papel actancial de sujeto virtual: Hermanos enamorados.

- Los hermanos como sujeto instaurado: No renuncian.

- En cuanto que sujeto operador el actor «hermanos» cumple el papel temático de salvadores.

- Los actores – objetos alfombra, tubo de marfil y manzana artificial que encarnan el  papel actancial  y al mismo tiempo de oponente cumplen el rol temático de impedimento.

 El mismo papel actancial es cubierto en los distintos programas y subprogramas por actores diferentes, y cumpliendo el mismo papel,  los actores se cargan en cada caso de contenido diferente, impulsando la dinámica del relato. El entrecruzamiento de papeles de actores da como resultado la complejidad del relato y el enriquecimiento progresivo del texto.

Conclusión:     

 En síntesis, el relato perteneciente a  Las mil y una noches es un signo semiótico no muy complejo morfosintácticamente hablando y de papeles temáticos y actanciales un poco fáciles de determinar. El análisis de su componente  narrativo  nos ha revelado que se ha basado en la adquisición de la competencia para variar las funciones de los actantes y ampliar el tejido narrativo. Sin embargo, el hecho de que los programas principales son, al mismo tiempo, anti-programas complica bastante el análisis semiótico de dicho relato puesto que no se llega a una conjunción final.

 

Cuando tres príncipes enamorados compiten por la misma amada
Comentarios