¿Cuáles son los factores que aumentan la incidencia del cáncer de mama?

Farmacéutica Liliana Beatriz Abosaleh, impulsora en Argentina de la campaña contra el cáncer de mama a través de Farcavi-Solidario, y es una sobreviviente.
La farmacéutica Liliana Beatriz Abosaleh, impulsora en Argentina de la campaña contra el cáncer de mama a través de Farcavi-Solidario.

El cáncer de mama es una enfermedad no transmisible, es asintomática o silenciosa, es muy frecuente en la mujer y en una menor proporción en el hombre.

¿Cuáles son los factores que aumentan la incidencia del cáncer de mama?

El mes de octubre es el mes de la concientización del cáncer de mama, en el que por iniciativa de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el día 19, se celebró el Día Internacional de la lucha contra esta enfermedad, en donde el objetivo plural es crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos.

El cáncer de mama es una ECNT (Enfermedad Crónica No Transmisible) con la característica que es asintomática o silenciosa y muy frecuente en la mujer, aunque con la ventaja de que es posible su prevención. Se origina por la multiplicación rápida y desordenada de las células mamarias, que terminan por conformar un tumor, que si no es detenido a tiempo seguirá su curso e invadirá los tejidos vecinos, los ganglios linfáticos u otros órganos del cuerpo. Es decir, si lo dejamos evolucionar o al libre albedrío es mortal, pero si se lo detecta tempranamente tiene una alta tasa de supervivencia.

En cuanto a su incidencia se conoce que es el más común y representa, aproximadamente, el 16% de todos los cánceres femeninos; es más frecuente después de los 50 años y solo se presenta en el 1% de los hombres —por cada 100 casos en mujeres, un hombre desarrollará la enfermedad—. En Argentina, se calcula que 1 de cada 8 mujeres puede desarrollarlo, detectándose entre 15.000 a 20.000 nuevos casos por año. Asimismo, y según datos de la OMS, éste es el tumor maligno más frecuente y es la principal causa de mortalidad en las mujeres —por ejemplo, en el año 2020, se detectaron más de 2.2 millones de casos y 685.000 fallecieron por esta causa—, lo que determina, en forma estimativa, que 1 de cada 12 mujeres enfermarán de cáncer de mama a lo largo de su vida.


Quizás también te interesa:

La actividad física genera un vinculo adictivo que nos atrapa

El jugo de remolacha reduce el riesgo cardiovascular y mejora la memoria


A pesar de todos los conocimientos y avances, la incidencia está aumentando debido a varios factores:

> mayor esperanza de vida: la edad aumenta las probabilidades de padecer esta enfermedad, especialmente, en aquellas mujeres cercanas a la menopausia; aunque algunos estudios realizados a nivel mundial indican que la patología aparece antes de los 40 años.

> aumento de la urbanización,

> mayor edad del primer embarazo,

> menor número de partos,

> acortamiento de la lactancia,

> incremento del estrés,

> aumento del sedentarismo, tabaquismo, alcoholismo y una alimentación deficiente: rica en azucares y  grasas o pobre en fibras y alimentos bioactivos; estos factores de riesgo conducen a las enfermedades adyacentes —sobrepeso y obesidad— que son la transición a las ECNT (Enfermedades Crónicas No Transmisibles), entre ellas el cáncer de mama.

En el marco de la campaña contra el cáncer de mama y del 27º Congreso Farmacéutico Argentino, Farcavi-Solidario fue parte de los anunciantes.

En el marco de la campaña contra el cáncer de mama y del 27º Congreso Farmacéutico Argentino, Farcavi-Solidario fue parte de los anunciantes.

Como todas las ECNT su posibilidad de prevención es muy grande, mediante cambios en el estilo de vida. Por ejemplo, una estrategia es reemplazar el alto consumo de carnes rojas y de productos lácteos por el pollo, pescado, nueces y legumbres; elevar el consumo de frutas y vegetales debido a la presencia de antioxidantes, cuyos efectos son protectores —ajo, zanahoria, tomate, brócoli, espinacas y los arándanos presentan nutrientes específicos con propiedades contra esta enfermedad—; el alcohol combinado con el tabaco aumenta el riesgo de padecerla. También, es esencial mantener niveles altos de actividad física: ejercitarse durante la adolescencia y la madurez reduce significativamente el riesgo de contraer esta dolencia. Además, la lactancia materna tiene un cierto efecto protector, aunque no es una garantía total que evita su aparición.

A los factores de riesgo enumerados se le deben sumar los factores genéticos —los no modificables—, que figuran entre los más importantes para contraer el cáncer de mama, como por ejemplo, el hecho de ser mujer, la edad —la probabilidad de desarrollar este tumor aumenta con los años—, los antecedentes familiares o genéticos —que multiplican el riesgo por dos o por tres— y los factores reproductivos —asociados a una exposición prolongada a los estrógenos endógenos: como una menarquía precoz o primera menstruación y una menopausia tardía—.

A la vez, debemos considerar que si tenemos un factor de riesgo, esto implicaría que la posibilidad de desarrollar la patología es mayor. @mundiario

¿Cuáles son los factores que aumentan la incidencia del cáncer de mama?
Comentarios