La crisis que tardó en llegar: así conoció el mundo el coronavirus (II)

Científicos de Israel trabajan en la cura para el Coronavirus. / Twitter
Científicos de Israel trabajan en la cura para el Coronavirus. / Twitter
MUNDIARIO explora cómo y cuándo llegó la noticia del virus a países de todo el globo. ¿Recuerdan qué pensaron la primera vez que supieron de él?
La crisis que tardó en llegar: así conoció el mundo el coronavirus (II)

Cuando el mundo despertó, el coronavirus ya estaba ahí. Eventos como la caída del Muro de Berlín o el ataque a las Torres Gemelas del WTC fueron tan visiblemente impactantes, fugaces y casi súbitos, que quienes los recuerdan también recordarán en dónde estaban y qué estaban haciendo cuando pasaron. ¿Y del Covid-19? La pandemia desató una crisis a cámara lenta, iniciando desde China y expandiéndose de a poco por 181 de los 195 países reconocidos por la ONU, por lo que probablemente pasó desapercibida para muchos al inicio.  

MUNDIARIO entrevista a personas de ocho países distintos para conocer cómo se enteraron de la enfermedad, cuál fue su reacción y en qué momento se dieron cuenta que el desmadre iba enserio. 

Yusak Desyanto - Indonesia

Pese a estar geográficamente cerca de China, o más cerca que otros países participantes en este artículo, la noticia llegó a Indonesia casi al mismo tiempo que al resto del mundo. “La noticia llegó al país tal vez a finales de diciembre y principios de enero de este año, no recuerdo”, explica Yusak Desyanto

Como casi todos los que leyeron la noticia, este productor de televisión lo tomó a la ligera, pensando que tal vez se quedaría dentro de las fronteras chinas. Como sea, “un par de días después de que se conoció en Indonesia trascendió también que el virus ya había alcanzado otros países. Ahí fue donde supe que esto era algo serio”. Pese a la lentitud del Gobierno de Indonesia en ponerse manos a la obra, Yusak vio los primeros colores de la crisis cuando “los países más saludables empezaron a tener contagiados”, en lo que parece ser una alusión velada a Europa. “Esto nos ha servido como recordatorio a los humanos que somos limitados”, cierra este habitante de Malang, en la isla de Java.

De acuerdo a El País, para el 8 de mayo había ya un total de 12.776 casos confirmados, de los que 930 han muerto. Para conocer cómo combatió el Gobierno la crisis desde el inicio, haga click aquí.

Einav Ivri - Israel

El país estaba ya de por sí en una batalla campal políticamente hablando. Con tres elecciones en menos de un año, Israel contemplaba cómo su primer ministro Benjamin Netanyahu luchaba por salvar su cabeza, atado y amordazado por sendas acusaciones de corrupción en su contra. Y así, en medio de aquel numerito del Donald Trump del desierto, la noticia de una neumonía atípica empezó a llegar a oídos de los israelitas.

Fuente:Twitter

Una mujer se hace una prueba de coronavirus en las calles de Israel.

“Supe del Coronavirus hasta enero”, explica Ivri, quien reside en Eilat, ciudad establecida al regazo del Mar Rojo. La fecha en que conoció del patógeno coincide con la de casi todos los entrevistados. “Aunque honestamente no pensé que fuera a pasar mayor cosa, porque sabía que había casos únicamente en China”, prosigue Ivri, de 57 años de edad. ¿Cómo supo que la marea se estaba desbordando? “Cuando se ordenó el cierre de escuelas, eso para mí fue la señal inequívoca de que esto ya era una verdadera crisis”.

Israel, que mientras tanto contempla cómo Netanyahu hizo una de Houdini para forzar un Gobierno mutante con Benny Gantz, cuenta 16.381 casos confirmados y 240 fallecidos, según estadísticas de El País. El virus es tal que inclusive ha obligado a pasar de largo fechas importantes, como la liberación de los Nazis en la Segunda Guerra Mundial este viernes 8 de mayo.

José Arria - Venezuela

Poco más de una semana después del primer aniversario de la liberación de Leopoldo López, Venezuela ha olvidado por completo al empujón de aquella puesta en escena de Juan Guaidó y el célebre jefe opositor. La noticia del virus llegó a oídos de los venezolanos antes que a los demás países. “Escuché de eso en diciembre. Fue gracioso porque había cancelado un viaje de trabajo a China y como yo ya daba clases online en escuelas publicas es raro que no me hayan hablado de eso. Ya había visto algunas noticias leves en BBC, explica Arria, residente de Maracay.

Advertido por los antecedentes, José reconoce que “era cuestión de tiempo para que llegara aquí al igual que las anteriores, lo que no me esperaba era la gravedad del asunto o que generaría tantos casos y afectara tanto la economía mundial y la vida como la conocemos mediante una cuarentena indefinida”. Como cuando se trata de crisis los políticos han convertido a Venezuela en una excepción perenne, para Arria lo complicado no era en sí contener el virus, sino contener a los políticos. “Acá particularmente nunca han seguido ningún protocolo de salud mundial, que acataran una cuarentena no sólo es una mala noticia de lo malo que es, sino que acá no hay cómo responderle. Se suma el descaro del gobierno de engañar al mundo diciendo que están haciendo pruebas, lo cual es falso, o mentir sobre las cifras de infectados y decir que hay 500 hasta la fecha lo cual es totalmente falso”, critica.

Fuente: Twitter

Un hombre se hace una prueba de coronavirus en Venezuela.

José comenta que ha conocido incluso padres de familia que le han dicho que “prefieren morir del virus que morir de hambre en su propia casa”. “Los gobiernos del mundo actúan relajados, nos hacen guardar cuarentena, el resto no les importa. Esto no lo habla la OMS, parece que estuviéramos en una película utópica donde quedarse en casa solo significa encerrarse y tener el resto resuelto y los organismos competentes no proporcionan alternativas”.

Según El País, en Venezuela hay casos confirmados y 10 fallecidos para el viernes 8 de mayo. @mundiario

Para leer la primera parte de este artículo, haga click aquí.

La crisis que tardó en llegar: así conoció el mundo el coronavirus (II)
Comentarios