Una crisis de refugiados se cierne sobre la Unión Europea

Una imagen de la guerra de Ucrania. / RR SS
Una imagen de la guerra de Ucrania. / RR SS

Hasta diez millones de personas terminarían siendo desplazadas por la guerra. Polonia es el país que ha recibido un mayor volumen de migrantes desde hace un mes.

Una crisis de refugiados se cierne sobre la Unión Europea

Con el poderío militar de Rusia se esperaba que la guerra durara muy poco, pero a un mes de empezar la invasión de Ucrania, parece que la situación continúa alargándose de forma indefinida. Las guerras atraen grandes desplazamientos ante la necesidad de huir de la muerte y esto termina afectando a todos los países que están a su alrededor.

Moscú se ha mantenido estancada en diferentes frentes gracias a la resistencia de las fuerzas ucranianas y es probable que el conflicto se alargue por años, cuestión que ocasionará una avalancha humana que buscará refugiarse en distintas partes de Europa. Los Veintisietes han puesto a disposición 17.000 millones de euros para protegerse ante la crisis humanitaria que se avecina, pero ahora es más relevante buscar mecanismos y consolidar el reparto solidario para los refugiados.

La guerra en Ucrania ya ha provocado el mayor éxodo en la historia de Europa desde la Segunda Guerra Mundial con mas de 3,8 millones de personas cruzado las fronteras para alejarse de la guerra. Se estima que la cifras superen los ocho y diez millones de refugiados en pocos meses, según las cifras que refleja la ONU.

Para hacer frente a la crisis humanitaria, los ministros de los Veintisietes han tenido una reunión de emergencia con la que pretenden llevar a cabo acciones para proteger a los refugiados a través de una plataforma única y centralizada para evitar errores de cálculos en la llegada de los migrantes a los diferentes países. Igualmente, se ha acordado intentar movilizar a los migrantes hacía otros países con capacidad receptora para evitar saturar a los países fronterizos con la llegada masiva de los ucranianos.

La llegada de los niños desde Ucrania se ha multiplicado, por lo que es probable que no solo el sistema salud se sature, también el acceso a la educación, el alojamiento y la asistencia social. Polonia es el principal país receptor, llegando a recibir a 2,2 millones de personas en el último mes, mientras que Rumania ha recibido hasta 600.000, Hungría 594.000 y Eslovaquia unas 275.000 personas. @mundiario

Una crisis de refugiados se cierne sobre la Unión Europea