La crisis migratoria de los mares se cierne sobre la cumbre del G-7

Miles de inmigrantes arriesgan su vida en el Mediterráneo. / RRSS
Miles de inmigrantes arriesgan su vida en el Mediterráneo. / RRSS

Los líderes del mundo se reúnen en Sicilia, precisamente una tierra prometida para que miles de inmigrantes logren culminar su desesperado viaje del norte de África a Europa.

La crisis migratoria de los mares se cierne sobre la cumbre del G-7

Esta semana, Italia recibió 4.513 inmigrantes en su país. Fue un aumento del 576% respecto a la semana anterior, según la Organización Internacional para las Migraciones. Ello podría sugerir que más inmigrantes están tratando de cruzar el Mediterráneo a medida que el clima se hace más cálido, un patrón que ha sido visto en años anteriores.

Hasta ahora, Italia ha recibido cerca del 90% de los aproximadamente 60.000 migrantes que llegaron a Europa por mar, según los datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, actualizados esta semana. El miércoles, un barco de madera que transportaba a unos 500 inmigrantes fue golpeado por una ola que hizo que los pasajeros se precipitaran a un costado del barco, según la Guardia Costera italiana. Esto inclinó a 200 personas por la borda en el Mediterráneo. Treinta y cuatro personas murieron, aseguró la Guardia Costera.

Fotos dramáticas mostraban a la gente en chalecos anaranjados que se balanceaban en el agua pidiendo ayuda. Los buques de la Guardia Costera italiana, Gran Bretaña, España, y Médicos Sin Fronteras, trabajaron para rescatar a unos 1.800 migrantes que intentaban cruzar el Mar Mediterráneo en cuatro botes de goma y otros seis buques de madera.

MOAS, una organización humanitaria privada, dijo que siete niños murieron. "No hay palabras para lo que está sucediendo en el Mediterráneo Central en este momento", dijo Christopher Catrambone, fundador de MOAS, en un comunicado. "Es una horrorosa tragedia que continúa desplegándose en la puerta de Europa. MOAS está haciendo todo lo que puede pero las soluciones alternativas deben ser encontradas por los líderes europeos si se quiere mitigar esta continua pérdida de vidas", dijo.

En 2015, el número de inmigrantes que entraron, o bien intentaron entrar en Europa explotó en la mayor crisis de migración desde la Segunda Guerra Mundial. La inmensa oleada sin precedentes llevó a más de un millón de migrantes y refugiados a Europa ese año. En respuesta, los países europeos comenzaron a frenar con rapidez sus propios programas de refugiados. Los gobiernos han tratado de fortificar las fronteras de sus respectivos países con cercas, muros, y guardias contra futuras migraciones masivas.

Algo que parece ser sencillamente inhumano. Varios grupos han pedido con motivo de la cumbre del G-7, que este se comprometa a formular políticas humanitarias de migración. Varias ONG y UNICEF están instando a los líderes de las siete principales economías a hacer frente a la actual crisis migratoria. El presidente Donald Trump, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el primer ministro japonés Shinzo Abe estarán presentes en Italia, en la que es una oportunidad inmejorable para tratar el tema.

MUNDIARIO te invita a suscribirte a otros análisis de Sociedad

 

La crisis migratoria de los mares se cierne sobre la cumbre del G-7
Comentarios