Buscar

MUNDIARIO

Crean una piel electrónica flexible que ayuda a mejorar las interacciones de los robots

La piel humana contiene células nerviosas sensibles que detectan la presión, la temperatura y otras sensaciones que permiten interacciones táctiles con el medio ambiente. Para ayudar a los robots y dispositivos protésicos a lograr estas habilidades, los científicos están tratando de desarrollar pieles electrónicas.

Crean una piel electrónica flexible que ayuda a mejorar las interacciones de los robots
Piel electrónica flexible para interacciones de los robots. / American Chemical Society.
Piel electrónica flexible para interacciones de los robots. / American Chemical Society.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Recientemente, los investigadores informaron sobre un nuevo método que crea una piel electrónica ultrafina y estirable que se podría usar para una variedad de interacciones de los robots.

La funda electrónica podría usarse para muchas aplicaciones, incluidos dispositivos protésicos, monitores de salud portátiles, robótica y realidad virtual. Un desafío importante es transferir circuitos eléctricos ultrafinos a superficies 3D complejas y luego hacer que la electrónica sea flexible y lo suficientemente elástica como para permitir el movimiento.

Algunos científicos han desarrollado tatuajes electrónicos flexibles para este propósito, pero su producción suele ser lenta, costosa y requiere métodos de fabricación en salas limpias como la fotolitografía. Mahmoud Tavakoli, Carmel Majidi y sus colegas querían desarrollar un método rápido, simple y económico para producir circuitos de película delgada con microelectrónica integrada.

En el nuevo enfoque, los investigadores modelaron una plantilla de circuito en una hoja de papel de tatuaje de transferencia con una impresora láser de escritorio normal. Luego recubrieron la plantilla con pasta de plata que se adhirió solo a la tinta de tóner impresa.

Además de la pasta de plata, el equipo depositó una aleación de metal líquido de galio-indio que aumentó la conductividad eléctrica y la flexibilidad del circuito. Finalmente, agregaron electrónica externa, como microchips, con un pegamento conductor hecho de partículas magnéticas alineadas verticalmente incrustadas en un gel de alcohol polivinílico.

Los investigadores transfirieron el tatuaje electrónico a varios objetos y demostraron varias aplicaciones del nuevo método, como controlar el brazo protésico de un robot, controlar la actividad del músculo esquelético humano e incorporar sensores de proximidad en un modelo 3D de una mano. 

Aquí un video de cómo funciona:  

@mundiario