Buscar

MUNDIARIO

La Corte Suprema de EE UU evalúa la deportación de residentes que cometan delitos

Un dictamen restringirá el beneficio de la residencia (green card o tarjeta verde) a "los no ciudadanos que enfrentan un proceso de expulsión de Estados Unidos".
La Corte Suprema de EE UU evalúa la deportación de residentes que cometan delitos
La policía migratoria de EE UU deportando a un inmigrante / Univisión.
La policía migratoria de EE UU deportando a un inmigrante / Univisión.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La gestión de la crisis migratoria por parte del Gobierno de Donald Trump en medio de la actual crisis sanitaria que golpea a Estados Unidos hasta convertirlo en el epicentro de la pandemia de coronavirus, obliga al Estado norteamericano a actuar con contundencia para evitar que la criminalidad haga mella en un país que ya tiene suficientes problemas domésticos de orden económico y sanitario. 

Y es que los residentes legales permanentes que cometen un delito grave pueden ser deportados. Así concluyó la Corte Suprema de Justicia en un fallo dividido 5-4 emitido este pasado jueves tras una larga batalla judicial iniciada por un inmigrante originario de Jamaica involucrado en un tiroteo en casa de su novia.

Por lo tanto, la legislación estadounidense ahora será mucho más estricta con la comunidad inmigrante que hace vida en el país, esto en un contexto donde el libre porte de armas ha generado un clima de tensión social muy marcado por los constantes delitos de violencia, masacre y tiroteo que tienen lugar en el país. 

El dictamen defiende la lectura severa de la ley de inmigración, restringiendo el beneficio de la residencia (green card o tarjeta verde) a "los no ciudadanos que enfrentan un proceso de expulsión de Estados Unidos".

El juicio corresponde al caso de Andre Martello Barton, de 41 años, quien desafió en los tribunales su permanencia en el país tras recibir una orden de deportación por haber recibido condenas en 1996, 2007 y 2008, reseñó el canal latino-estadounidense Univisión. 

Jueces conservadores de instancias inferiores se inclinaron por aceptar el intento del gobierno para deportar a Barton, pero el inmigrante, padre de 4 hijos, apeló y logró una decisión favorable. La diferencia de opiniones permitió escalar el caso hasta el máximo tribunal de justicia del país, detalló un reporte de la cadena televisiva con sede en Miami, Florida, al sur de EE UU. @mundiario