Córcega, 'La isla de la belleza', asemeja una verdadera montaña en el mar

Acantilados de Bonifacio. / maxou
Acantilados de Bonifacio. / maxou

Su punto más alto, con 2.710 metros, es el Monte Cinto y está a sólo 25 km del mar, pero también cuenta con muchos picos que se elevan a más de 2.000 metros.

Córcega, 'La isla de la belleza', asemeja una verdadera montaña en el mar

Su punto más alto, con 2.710 metros, es el Monte Cinto y está a sólo 25 km del mar, pero también cuenta con muchos picos que se elevan a más de 2.000 metros.

 

Córcega es la cuarta isla mediterránea por superficie, situada a 170 kilómetros al sur de Niza (Francia), 84 kilómetros de la península italiana y 14 kilómetros de la isla de Cerdeña (Italia). Tiene una superficie de unos 8.700 kilómetros cuadrados y una población de poco más de 300.000 habitantes. Legalmente, no hay capital en Córcega, pero tiene dos prefecturas: Ajaccio y Bastia.

Un territorio francés que se encuentra en el corazón del Golfo de Génova, en una latitud similar a la de los Pirineos y los Apeninos. Quizá eso explique porqué las montañas están omnipresentes en Córcega. Si nos quedamos en la costa, la vertiente oeste es la más bella, al estar expuesta a los vientos dominantes que han formado profundos y cortados golfos; la costa oriental es más monótona, dominada por largas llanuras costeras, como la de Aleria. En total son más de 1000 kilómetros de costa, incluyendo 200 de playas de arena.

De norte a sur y de este a oeste, las maravillas que Córcega ofrece a sus visitantes son infinitas. Se puede decir que la isla ha sabido conservar una cierta autenticidad con pequeñas aldeas que se aferran a la montaña, donde se puede disfrutar de sus productos locales, canciones tradicionales y restaurantes con encanto, pudiendo pasar en nada a playas de arena dorada. La isla tiene todo lo que se pueda soñar para unas vacaciones: clima mediterráneo, sol, mar, montañas, paisajes de ensueño y 5 reservas de la naturaleza que cubren más de un tercio de la isla. En Córcega cada rincón es sorprendente con lugares mágicos como los que no existen en ninguna otra parte.

Córcega, 'La isla de la belleza', asemeja una verdadera montaña en el mar
Comentarios