El controvertido Milo Yiannopoulos: radical, racista y el mayor fan de Trump

535344
Milo Yiannopoulos. / Twitter.

Un personaje polémico y peculiar, que no detiene sus afilados comentarios ante nadie y goza de una gran popularidad, ahora ha caído en desgracia al ser señalado como un defensor de la pedofilia.

El controvertido Milo Yiannopoulos: radical, racista y el mayor fan de Trump

Es británico de origen griego, tan solo cuenta con 33 años y ya ha escandalizado al mundo por sus constantes comentarios subidos de tono. El mismo se describe como “el fabuloso supervillano de internet” y comenzó sus andanzas en el mundo del periodismo dentro del sector tecnológico en The Daily Telegraph, un diario británico con tendencia conservadora, luego de 10 años como periodista allí, dio el gran paso y fundó su propio periódico online dedicado a la tecnología, llamado The Kernel, el cual terminó vendiendo en 2014 y decidió irse a Estados Unidos.

Ya en la tierra de las oportunidades Yiannopoulos no tardó mucho en toparse con la fama, debido a que ocurrió el muy sonado Gamergate, en el cual un desarrollador de videojuegos acusó a su novia, otra conocida desarrolladora llamada Zoe Quinn, de haberlo engañado varias veces para conseguir buenas puntuaciones de la prensa especializada. Todo esto derivó en una bola de nieve que se hizo muy grande y se convirtió en un debate sobre el machismo, la integridad periodística y la misoginia.

Claro está, Yiannopoulos no evitó entrometerse y publicó un artículo de opinión en el que criticaba duramente a las mujeres y a los gamers, el mismo llevó por nombre “Matonas feministas están acabando con la industria de los videojuegos”. En el artículo llegó a soltar unas cuantas joyitas en contra de las mujeres gamers, en donde las llamó promiscuas, mentirosas, abusivas y ambiciosas; por su puesto todo esto atrajo la atención de millones y Yiannopoulos encontró la fama, a la que ha podido sacarle todo el provecho al convertirse en un ‘influencer’, pero al parecer su reinado tóxico viene en declive gracias a sus últimas declaraciones.

Hasta los personajes polémicos deben de tener un filtro

El inluencer y periodista tecnológico, venía trabajando en Breitbart News, un medio estadounidense con tendencia a la “derecha alternativa” cuyo rol ha sido el de desafiar constantemente a los otros medios estadounidenses. Este periódico ultraconservador ha estado muy unido al antisemitismo y desde que arrancara la campaña de Trump, este medio ha se ha convertido en uno de sus más grandes defensores. Y no es de extrañar, debido a que Steve Bannon, un consejero del presidente Trump, fue uno de los ejecutivos del diario.

Ahora bien, hace poco fue publicado un viejo vídeo en el que se escucha decir al influencer que “había adolescentes de 13 años sexualmente maduros que podían sacar algo positivo de tener sexo y relaciones con hombres mayores", estas y otras palabras han desatado la polémica, en la que le acusan de apoyar y defender a los pedófilos.

Toda esta tormenta ha ocasionado su renuncia al diario Breitbart News, alegando que “soy homosexual y entre los 13 y los 16 años dos hombres mayores me tocaron de una manera que se suponía no debían hacer. No voy a pedir disculpas por lidiar con mis experiencias vitales de la forma que yo escojo, que es con humor y provocación, pero quiero pedir perdón a otras víctimas si se han sentido ofendidas y volver a reiterar mi horror por el abuso de menores y la pedofilia”, así mismo, culmina su declaración explicando que “quiero agradecer a Breitbart News por su apoyo pero estaría mal que por mi error mis colegas no pudieran seguir con su trabajo, así que dimito de mi puesto”.

463464

Milo Yiannopoulos y Donald Trump. / Facebook.

Luego de esto el influencer se ha quedado sin trabajo y la crítica social se ha encargado de descalificarlo. Además su presencia es despreciada en muchos lugares, como en la Universidad de Berkeley, en donde Yiannopoulos iba a dar una conferencia, pero esto fue evitado por los estudiantes quienes se manifestaron para que no ocurriera. Ya el presidente Trump había salido en su defensa, alegando que lo estaban censurando; pero luego del reciente escándalo, no se ha vuelto a expresar para proteger a su seguidor.

Yiannopoulos al parecer es adicto al escándalo, ya a mediados del 2016 había sido una gran atracción por atacar vía Twitter a una de las protagonistas del film ‘Cazafantasmas’. El periodista había estado ensañándose con Leslie Jones, lo que ocasiona la salida temporal de la última de la red social, el escándalo fue tal, que el propio CEO de Twitter se pronunció y expulso a Yiannopoulos para siempre de la red.

De esto derivarían debates sobre la libertad de expresión que el CEO objetaría, alegando que el influencer ya había tenido conductas que violaban las normas de uso de la compañía, entre ellas, comentarios islamófobos durante el tiempo en que ocurrió la matanza en el club gay Pulse de Orlando.

El periodista defiende su posición alegando que él nunca quiso defender a los pedófilos, y que sus comentarios fueron manipulados; pero sus disculpas aún no ha llegado a nadie. Ni siquiera a, como él lo llama, su “papi” Donald Trump.

El controvertido Milo Yiannopoulos: radical, racista y el mayor fan de Trump
Comentarios