El control de aforos se vuelve imprescindible por la covid pero existe desde 1985

Control de aforo por cámara. / SafetyGlobal
Control de aforo por cámara. / SafetyGlobal

El control de aforo por cámara es una de las opciones aceptadas por la ley y su fácil instalación ha hecho que se vuelva muy popular.

El control de aforos se vuelve imprescindible por la covid pero existe desde 1985

El control de aforos parece estar más presente que nunca en grandes eventos, actividades culturales, musicales, festejos populares, playas, locales de ocio nocturno, etc. Pero, realmente, siempre ha sido necesario llevar un control de aforo, al menos desde 1985 cuando se aprobó la Ley 3/1985, de 18 de marzo, de Metrología, siendo el Real Decreto 889/2006, de 21 de julio, el que reguló el control metrológico del Estado sobre los sistemas para el conteo y control de afluencia de personas en los locales de pública concurrencia.

Cualquier empresa, administración o promotor que vaya a llevar a cabo un evento ya sea en un lugar cerrado o al aire libre, estará obligado a contar con la tecnología necesaria para realizar dicho conteo. La covid-19 ha impulsado que estos requerimientos sean más necesarios que nunca, siendo el control de aforo por cámara una de las soluciones más aceptadas y demandadas.

Una cámara para conteo de personas es un sistema que puede instalarse en cualquier recinto sin necesidad de realizar modificaciones en las instalaciones y se conectan a la red eléctrica de manera sencilla.

Existen empresas que llevan a cabo este proceso para que los organizadores tengan plena confianza en que están haciendo bien las cosas de cara al control metrológico del Estado que por ley les está reservado. En el caso de Safety Global y las cámaras para el conteo de personas, ellos usan la inteligencia artificial para obtener datos específicos del número de personas que acuden a un evento, el día y la hora. Uno de los ejemplos recientes de esta tecnología la encontramos en la Feria de Murcia de 2021 que duró 13 días, tenía cuatro accesos al reciento al aire libre y pasaron más de 230.000 personas.

Pero existen otros sistemas de conteo también aceptados en la mencionada ley como son los infrarrojos que cuentan a una persona cada vez que ésta atraviesa el haz luminoso; los sensores térmicos que detectan el calor emitido por la gente que pasa.

A mayores existen los sensores electromecánicos que se instalan normalmente en los laterales de las zonas de tránsito, permitiendo o impidiendo el paso. Por razones de seguridad, irán dotados de sistemas antipánico o dispositivos de desbloqueo automático ante cortes eléctricos, incendios u otras emergencias.

Sea cual sea el elegido, los sistemas contadores de personas, debe presentar las siguientes indicaciones indelebles y legibles: nombre o marca registrada del fabricante o su representante; nombre del modelo, n.º de serie y año de fabricación; espacio para el marcado reglamentario.

De cualquier manera, e independientemente del sistema escogido, lo principal antes del evento es planificar y desarrollar el plan para, posteriormente, ejecutarlo perfectamente y así garantizar la seguridad del usuario. @mundiario

El control de aforos se vuelve imprescindible por la covid pero existe desde 1985
Comentarios