La contaminación por CO2 en la atmósfera alcanza un nuevo récord

Contaminación en China. Thinglink.
Contaminación en China. / Thinglink.

Las concentraciones contaminantes establecen una marca increíble gracias a un “aumento peligroso de la temperatura”, según expresó la Organización Meteorológica Mundial.

La contaminación por CO2 en la atmósfera alcanza un nuevo récord

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) lanzó un comunicado en donde advierte sobre el nuevo récord que ha roto la contaminación atmosférica gracias a las grandes concentraciones de dióxido de carbono (CO2) que son las principales responsables del calentamiento global. Este anuncio refuerza la necesaria toma de decisiones que deberían tomarse durante la próxima Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático que será celebrada entre 6 y 17 de noviembre en la ciudad alemana de Bonn.

Las concentraciones del dióxido de carbono han tenido un aumento progresivo y preocupante desde el año 2015 cuando registró 400 partes por millón (ppm), cifra que superó rápidamente en 2016 al registrarse 403,3 ppm. Según la OMM, la concentración del CO2 representa el 145% de los niveles preindustriales y atribuyen la cifra de 3,3 ppm a la actividad humana y al fenómeno El Niño.

La organización expresa que por un lado, está la actividad humana que cada día contribuye muy poco a la conservación de los recursos naturales y –quizás- demasiado a la contaminación de la Tierra. Por su parte, el fenómeno meteorológico El Niño afectó de una forma muy peligrosa a varias zonas del planeta entre los años 2015 y 2016 y cuyos efectos aún se sienten y repercuten.

 

En el caso del último, recordemos que provocó devastadoras sequias y ayudó con la deforestación de las selvas y bosques, a la par que reducía los niveles del océano.

“La última vez que la Tierra conoció una cantidad de CO2 comparable fue hace entre tres y cinco millones de años”, expresa el comunicado, agregando además que “la temperatura era entre dos y tres grados centígrados más alta y el nivel del mar era 10 o 20 metros más alto que el nivel actual”.

En cuanto a la actividad humana, la OMM declara que las prácticas agrícolas intensivas, el mayor uso de la tierra, el aumento de la deforestación, la industrialización y el uso de energía procedente de fuentes fósiles como carbón y petróleo son los factores que más han contribuido a potenciar el calentamiento global. Finalmente, la OMM advierte que si las naciones desean cumplir el Acuerdo de París –del que EE UU ya no forma parte- deberán de hacer cada vez más e intentar concientizar a las sociedades, de lo contrario, los efectos –ya devastadores e irreversibles- serán cada vez peores. @mundiario

La contaminación por CO2 en la atmósfera alcanza un nuevo récord
Comentarios