Buscar

MUNDIARIO

Consumir cápsulas de jabón: el nuevo desafío de Internet

A la red llegan nuevos retos ideados para divertir, apoyar buenas causas o para hacer que tu vida peligre. Tide Pod Challenge, del que hablaremos en este artículo, entra en la última categoría.

Consumir cápsulas de jabón: el nuevo desafío de Internet
Cápsulas de jabón. / RR SS.
Cápsulas de jabón. / RR SS.

Todos conocemos los retos que cada día salen en Internet en donde las personas se van retando para divertirse, apoyar alguna buena causa o sencillamente llevar hasta el límite su propia existencia. El nuevo Tide Pod Challenge pertenece a la última categoría y puede ser muy peligroso puesto que reta a las personas a consumir cápsulas de detergente.

Según los datos que encontramos en la web, consiste en que una persona muerda una pastilla de detergente y sopese las dos opciones que tiene: escupir el contenido o tragárselo. La primera elección es peligrosa y la segunda puede ser mortal.

Empresas como YouTube y Facebook ya anunciaron que eliminarían cualquier contenido asociado a este tipo de prácticas para evitar su difusión. Mientras que distintas empresas que producen las cápsulas han lanzado campañas pidiendo los usuarios que no caigan en dicho reto.

Tide Pod Challenge. Captura.

Tide Pod Challenge. / Captura.

En EE UU viene siendo un problema que ha llamado la atención de las autoridades al comprobarse que la Asociación Estadounidense de Centros de Control de Envenenamientos recibió hasta 39 reportes de adolescentes que ingirieron alguna pastilla de detergente como parte del reto durante el presente año. El problema alarmó a las autoridades cuando compararon las cifras de la primera quincena del 2018 con las del año pasado que solo reportó 57 casos, por lo que se ha visto un obvio aumento en el interés de los jóvenes por este tipo de prácticas que arriesga sus vidas.

Las cápsulas pueden ser muy peligrosas debido a que no solo contienen jabón, sino que dependiendo de la marca, estas presentan variedades de químicos que cuando son consumidos, explotan en la boca causando quemaduras que pueden extenderse hasta el esófago o el tracto respiratorio. @mundiario