Buscar

MUNDIARIO

¿En qué consiste el revolucionario plan de Japón para evitar la propagación del covid-19?

En Tokio se ha puesto en marcha una propuesta para bloquear nuevos casos de la enfermedad. Y ésta va acorde a las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud con el fin de combatir los rebrotes. 
¿En qué consiste el revolucionario plan de Japón para evitar la propagación del covid-19?
Una persona con llamado al stop de la Covid-19. / PIxabay
Una persona con llamado al stop de la Covid-19. / PIxabay

Ante la ausencia de una vacuna contra la covid-19, las medidas de prevención siguen siendo claves para luchar contra la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha recomendado a varios países para enfrentar la ola de rebrotes que tienen por el virus. Sin embargo, más allá de esta invocación, cada nación también han elaborado propuestas con el fin de combatir, a su manera, al coronavirus.

Un caso es el de Japón, donde se ha desarrollado un concepto llamado las “Tres C” (por sus términos en inglés, refiriéndose a las “Tres concentraciones”) para denotar lugares y situaciones de alto riesgo. Closed spaces (espacios cerrados), crowded places (lugares con mucha gente) y close-contact settings (situaciones con contactos cercanos). Este método incluye, además, en la forma de comunicación entre los japoneses. 

Sin embargo, las reglas del tres M van de la mano con las medidas que deben tomar los japoneses para infectarse. Es decir, usar mascarilla siempre, tener una higiene exhaustiva y mantenerse al menos 1,5 metros de distancia de la otra persona. Los resultados saltan a la vista: el país nipon redujo la cantidad de casos nuevos diarios a niveles cercanos al objetivo de 0.5 por 100.000 personas con distanciamiento social voluntario y no muy restrictivo y sin pruebas a gran escala.

Desde que inició la pandemia en la ciudad de Wuhan, en China;  en Japón nunca se impusieron restricciones a los movimientos de los residentes, y los negocios desde restaurantes hasta peluquerías permanecieron siempre abiertos. Tal parece que la formula les funcionó. @mundiario