Buscar

MUNDIARIO

Conserva durante 40 años la moto de cuando tenía seis, que ahora disfrutará su hija

El diario compostelano El Correo Gallego recuerda que Alejandro Rey, de Brión, realizaba malabarismos con solo seis años en una Guzzi comprada en A Coruña por 50.000 pesetas.
Conserva durante 40 años la moto de cuando tenía seis, que ahora disfrutará su hija
Alejandro Rey protagonizó un reportaje en El Correo Gallego en junio de 1980 por su habilidad sobre la moto. Hoy conserva aquella Guzzi en perfecto estado y posee una Chopper. / El Correo Gallego
Alejandro Rey protagonizó un reportaje en El Correo Gallego en junio de 1980 por su habilidad sobre la moto. Hoy conserva aquella Guzzi en perfecto estado y posee una Chopper. / El Correo Gallego

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Con solo seis años, Alejandro Rey Salgueiros se hizo famoso en 1980 por el dominio de su moto de entonces, una pequeña Guzzi de 49 c.c. adquirida en A Coruña por familiares suyos. El periodista Víctor Furelos recuerda ahora en el diario El Correo Gallego de Santiago de Compostela que Alejandro Rey conserva la moto que lució en un reportaje de hace cuatro décadas. Y la historia promete continuar, a la espera de lo que haga su hija con la moto.

Alejandro Rey, en 1980. / El Correo Gallego

Alejandro Rey, en 1980. / Lalo, en El Correo Gallego

Hace casi 40 años llegaba a la redacción de El Correo Gallego una noticia de agencia donde se informaba de que la niña de siete años Vicky Murlow realizaba malabarismos a lomos de su pequeña motocicleta en Estados Unidos. Y así se publicó. "A apenas quince kilómetros de Santiago desayunaban con la noticia sin inmutarse, a sabiendas de que en Brión había un niño que nada tenía que envidiar a la protagonista del periódico. "Era 'el niño motorista que tenía una moto pequeña', como decían las gentes del lugar", explica Víctor Furelos, que también recuerda que "el corresponsal en la zona por aquel entonces era el brionés José Luis Gómez, quien, con el tiempo, se convirtió en un relevante periodista que ocuparía cargos de responsabilidad en destacados medios de comunicación y que participaría en numerosas tertulias televisivas en cadenas nacionales." Su reportaje de entonces, del que medios como los diarios madrileños As y El Imparcial no tardaron en hacerse eco, glosaba la habilidad de su pequeño paisano, estudiante de primero de EGB en el colegio La Salle de Santiago de Compostela, si bien residía en la capitalidad del vecino municipio de Brión, al lado de la capilla de Santa Minia. Precisamente en la explanada del templo fue donde posó para el fotógrafo Lalo, al tiempo que daba vueltas a bordo de su Guzzi, apoyándose tan solo con el pie izquierdo sobre el asiento de la máquina. 

Como explica El Correo Gallego, cuarenta años después, aquel jovencísimo piloto todavía conserva la moto sobre la que, aunque fuera por unos días, saltó a la fama: “Salió muy buena. Era muy dura, muy dura, muy dura... De vez en cuando le dedico media hora para vaciar el depósito de gasolina y limpiarlo, y poner a punto el carburador y los platinos”.

Alejandro Rey Salgueiros también evoca cómo se hizo con la moto: “La fuimos a buscar a Motos Galán en A Coruña, cerca de Riazor. Entre mi padre, mis abuelos y una tía de mi madre fueron juntando el dinero. Costó 50.000 pesetas. Era mucho dinero para un juguete”. Hoy posee "una preciosa Chopper muy bien cuidada", según explica Víctor Furelos, y guarda como oro en paño la Guzzi que protagonizó aquel reportaje publicado en El Correo Gallego el 28 de junio de 1980. Su padre, Jesús Rey, que también tuvo moto heredada a su vez del suyo, quiere que enseñe a montar a su hija pequeña para que, al menos, no se pierda la afición en la familia propietaria de Casa Filiberto. @mundiario