Buscar

MUNDIARIO

Las consecuencias de no tener sexo en 7 puntos

Desde efectos puramente psicológicos a consecuencias físicas, estos son los 7 aspectos a tener en cuenta si tienes falta de sexo. ¿Reconoces alguno? Esperamos que no!

Las consecuencias de no tener sexo en 7 puntos
Fotograma de la película By the Sea.
Fotograma de la película By the Sea.

Jade Vega

Colaboradora.

Desde efectos puramente psicológicos a consecuencias físicas, estos son los 7 aspectos a tener en cuenta si tienes falta de sexo. ¿Reconoces alguno? Esperamos que no!

1. Aumento de la ansiedad

Que el sexo ayuda a las personas a desahogarse no es ningún secreto. A veces ayuda a desconectar de algún problema laboral, otras a rebajar la tensión corporal ocasionada por el estrés diario: familia, trabajo, obligaciones de todo tipo... Según un estudio elaborado por investigadores escoceses, aquellas personas que se abstienen de tener relaciones sexuales durante una temporada sufren más problemas para enfrentarse a situaciones estresantes como hablar en público, frente a las que practican sexo al menos una vez cada dos semanas. Veamos que tampoco ponen el listón muy alto.

Los investigadores explicaron que cuando practicamos sexo nuestro cerebro libera endorfinas y oxitocina, que la inmensa mayoría de los humanos no tenemos el gusto de conocer a la señora endorfinas y al señor oxitocina, pero lo que nos debe importar es que la liberación de ambos nos ayudan a sentirnos más relajados y a gusto con nosotros mismos. Al dejar de practicar sexo, acumulamos altos niveles de estrés.

2. En los hombres aumenta el riego de cáncer de próstata

Una investigación publicada en The American Urological Association, concluyó que los hombres que dejan de practicar sexo pierden los beneficios que éste proporciona a su próstata. Por tanto, dicho de otro modo, aquellos hombres que disfrutan de una vida sexual completa reducen el riesgo de cáncer de próstata hasta en un 20%. ¿Por qué? Porque las eyaculaciones frecuentes ayudan a eliminar sustancias potencialmente dañinas para este órgano glandular. A esto yo le encuentro una solución si no se tiene con quien practicar sexo y es la masturbación.

3. Se es más susceptibles a contraer resfriados y gripes

Nuestro sistema inmunológico se encuentre en peores condiciones para defendernos ante virus comunes como la gripe o el resfriado. Lo dice una investigación elaborada en la Universidad de Pensilvania que encontró que las personas que practican sexo una o dos veces por semana incrementan hasta en un 30% los niveles de inmunoglobulina A, los anticuerpos presentes en las membranas mucosas, particularmente en las paredes internas de las vías respiratorias y el tracto gastrointestinal, así como en la saliva y las lágrimas, fundamentales para impedir el desarrollo de virus como el del resfriado común.

4. Disminuye el riesgo de infecciones urinarias

Esta consecuencia en positiva. Según explica el artículo original publicado en Prevention, “casi el 80% de las infecciones del tracto urinario se producen en las 24 horas después de haber mantenido una relación sexual”. Éstas se producen cuando, durante el coito, las bacterias de la vagina son arrastradas dentro de la uretra, y provocan esas dolorosas y molestas infecciones de orina. La solución: mantener una serie de medidas de higiene postcoital; y, la más sencilla, orinar después.

5. Si tienes pareja y no mantienes relaciones sexuales la relación se deteriora

Según los expertos, no tener relaciones sexuales con nuestras parejas afecta directamente nuestra felicidad, vida íntima y, especialmente, al grado de seguridad y satisfacción con nuestra relación. “Un matrimonio sin sexo supone un duro golpe a la autoestima, lo que genera sensación de culpa, y además disminuyen los niveles de oxitocina y otras hormonas relacionadas con los sentimientos de unión y felicidad con los demás”, dice Les Parrott, psicólogo y autor Saving Your Marriage Before It Starts (Zondervan).

6. Aumenta el riesgo de disfunción eréctil

Según un estudio publicado en el American Journal of Medicine, el riesgo de sufrir una disfunción eréctil se duplicaba frente a aquellos varones que practican sexo al menos una vez a la semana. Los investigadores explicaron que esto ocurre porque el pene es un músculo que, como cualquier otro, hay que ejercitar: al mantenerlo activo habitualmente se mantiene en plena forma y se preserva toda su potencia.

7. En las mujeres aumenta la depresión

Según un estudio publicado en Archives of Sexual Behavior, las mujeres que sienten tristeza o incluso están pasando por un momento depresivo, si mantienen sexo con su pareja usando condón, no mejorará su ánimo. Por contra, aquellas que practican sexo sin la protección del condón mejoraba su humor, los investigadores determinaron que la ausencia de algunos compuestos químicos que se encuentran en el semen – como la melatonina, la serotonina o la oxitocina –, podía ser la responsable de su estado de ánimo.