Buscar

MUNDIARIO

Un conductor suicida provoca un accidente masivo en Lugo y una chofer herida lo persigue

El responsable dio positivo en una prueba de alcoholemia con 0,86 miligramos por litro, casi cuatro veces más de lo permitido.
Un conductor suicida provoca un accidente masivo en Lugo y una chofer herida lo persigue
Panorámica de la calle Mariña Española, en Lugo / Google Street View.
Panorámica de la calle Mariña Española, en Lugo / Google Street View.

Lugo está conmocionado luego de que una colisión de alto impacto dejara sin margen de maniobra a una mujer que, posteriormente, se convertiría en la pesadilla del atacante sobre ruedas.

El recorrido accidentado de un conductor temerario por las calles de Lugo no quedará impune gracias a una de sus víctimas, que decidió perseguir al chofer suicida hasta que la Policía dio con él. Y es que el pasado sábado, a las 5.30 de la mañana, un hombre conducía en sentido contrario por la calle Mariña Española de la capital lucense, cuando chocó de frente contra otro vehículo que circulaba correctamente por el mismo carril y lo arrastró.

El coche del kamikaze huyó del lugar, pero la conductora del vehículo con el que había impactado se puso a seguirlo y avisó a la policía local de la ciudad gallega, que ha informado del caso. Se trata de un hecho sin precedentes en la región gallega, pues la valentía de una víctima le ha facilitado el trabajo a las autoridades.

El conductor temerario siguió su curso y volvió a chocar contra otro vehículo. No sin más estar conforme con haber colisionado contra la mujer. No quedaron ahí los siniestros: en su nueva huida del lugar, chocó contra otros dos coches que estaban apartados y contra dos edificios en una clara intención de causar el mayor daño posible e incluso inmolarse. En ese lugar, en la calle Rof Codina, abandonó el automóvil, en el que viajaba con otra persona, y comenzó a huir a pie.

Pero aunque pudiera pensarse inicialmente que el hombre tenía la intención de perpetrar un atentado terrorista, en realidad fue el efecto del alcohol lo que lo llevó a cometer semejante barbarie.

Una patrulla del Grupo Operativo Nocturno de la policía local lo localizó en su domicilio de la avenida Fontiñas. Estaba echado en su cama y dormido. Completamente rendido hasta que la Policía tocó a su puerta con seguridad de haber localizado al responsable de que hecho calificado como una absoluta locura. Los agentes le practicaron la prueba de alcoholemia y dio un resultado positivo de 0,86 miligramos por litro, casi cuatro veces más de lo permitido. Acto seguido fue trasladado a la jefatura de la policía donde le abrieron diligencias por un delito contra la seguridad vial, reseñó la prensa local tras la emisión del acta policial correspondiente. @mundiario