Buscar

MUNDIARIO

Condenan a El Chicle a prisión permanente revisable tras el crimen de Diana Quer

Según el tribunal se aprecia un delito de asesinato con alevosía, cometido para ocultar otro delito contra la libertad sexual de la víctima. La atenuante de confesión fue tenida en cuenta.

Condenan a El Chicle a prisión permanente revisable tras el crimen de Diana Quer
José Enrique Abuín Gey, el asesino de Diana Quer. / TV
José Enrique Abuín Gey, el asesino de Diana Quer. / TV

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a José Enrique Abuín, El Chicle, a la pena de prisión permanente revisable y a diez años de libertad vigilada por el crimen de la joven Diana Quer. Según el tribunal, se aprecia un delito de asesinato con alevosía, cometido para ocultar otro delito contra la libertad sexual de la víctima. La atenuante de confesión fue tenida en cuenta. La Audiencia también le ha impuesto el abono de una indemnización de 130.000 euros a cada uno de los padres de la chica y de 40.000 a su hermana.

El pasado 30 de noviembre ya se había conocido el veredicto del jurado popular, según el cual José Enrique Abuín es culpable de asesinato, privación de libertad y agresión sexual. Las cuatro mujeres y cinco hombres que formaron el jurado secundaron de forma unánime los tres delitos propuestos por la Fiscalía y la acusación particular. Ahora el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia confirma que la sentencia es de prisión permanente revisable para El Chicle.

El Chicle tiene prohibido aproximarse a los padres y a la hermana de la víctima, a sus domicilios o cualquier lugar donde se encuentren, a una distancia inferior a mil metros. Tampoco podrá comunicarse con ellos por cualquier medio durante la duración de la pena y, en todo caso, desde el inicio de cumplimiento de la misma y hasta que transcurran diez años desde la conclusión. Además, El Chicle fue condenado, como autor responsable de un delito de detención ilegal y de un delito de agresión sexual, a la pena de cuatro años de prisión y a cinco años libertad vigilada. @mundiario