Buscar

MUNDIARIO

Conchita Wurst posa en lencería bajo la atenta mirada de Karl Lagerfeld

La ganadora del último Festival de Eurovisión tiene locos a los diseñadores de alta costura. Primero se unió a Jean Paul Gaultier y ahora a Karl Lagerfeld.

Conchita Wurst posa en lencería bajo la atenta mirada de Karl Lagerfeld
Karl Lagerfeld y Conchita Wurst.
Karl Lagerfeld y Conchita Wurst.

Judith Muñoz

Periodista.

La ganadora del último Festival de Eurovisión tiene locos a los diseñadores de alta costura. Primero se unió a Jean Paul Gaultier y ahora a Karl Lagerfeld.

Parece ser que no disponemos en este mundo de bellas mujeres capaces de posar en lencería o con pantalones anchos. Quizá sea que nos hemos habituado tanto al cuerpo de la mujer, desnudo o vestido, que ya ni eso capta nuestra atención por, al menos, un minuto. Sea como fuere, ha llegado para salvarnos de nuestra falta de atención y dispersión Conchita Wurst, la mujer barbuda que conquistó el pasado festival de Eurovisión con su potentísima voz y su historia, esas que al público le causan tanta curiosidad: un hombre que viste de mujer, como si no viésemos eso cada carnaval por las calles de todas las ciudades.

Karl Lagerfeld, el diseñador de moda alemán de 80 años de edad, aunque la cirugía estética sea terca y quiera seguir estirando de donde ya apenas se puede estirar, ha fotografiado al artista para la publicación CR Fashion Book, revista que ha calificado a Conchita Wurst como “icono de la moda emergente”. Aunque si somos estrictos, poca moda emergente luce la mujer barbuda en las fotografías, y más bien lo única pretensión es captar la atención, vender, utilizando la imagen del personaje creado por el austriaco Thomas Neuwirth: Conchita Wurst.

Una cosa está clara, Conchita posa con mucho estilo y a su lado la modelo embarazada Ashleigh Good.